Archivo de octubre 2009

ESCATOLOG√?A

Pa ke inventarse na, si la realidad supera ampl√≠simamente a la ficci√≥n. Sales a la calle, abres bien los ojos, y te encuentras cosas ke jam√°s hubieses imaginao…Es como la otra dimensi√≥n murciana….

El impacto ke nos ha causao este cartel ( ¬° Gracias Ana!) ha sido tal, ke nos hemos kedao sin palabras, y hemos pensao ke hoy era buen momento pa hacer un post de esos ke constru√≠mos entre todos, con toooodas nuestras licencias pa disparatar. Con contestar a una pregunta con pelos ( sucios) y se√Īales, nos vale.
¬Ņ Cual es la guarrer√≠a m√°s gorda ke han visto hacer a un ser humano?
Lo preguntamos porke no sabemos ke nos da m√°s ASCO; si imaginarnos los resfregones o el detallismo de kien ha hecho el cartel. As√≠Nke ya ke nos ponemos escatologicos, se√°moslo a tope, pa compensar la semana pasada con sobresodosis de mo√Īer√≠o.

PD1: Menuda montaron anoche Dorian. La capacidad ke tienen de arrastrar fans ac√©rrimos y de conectar en directo es pa kedarse con la boca abierta. La sala estaba a megareventar, sinemcambio, se echaron de menos dos cosillas ; un sonido m√°s limpio , ke por muNcho ke ya supusiesemos, el Garaje nunca est√° a la altura… (Ay, cuanto se echa de menos al 12 y medio en estos casos…)
La otra cosa ke se ech√≥ de menos fue…¬°¬°¬°Ke se callase el de los coros!! El cabr√≥n desafinaba como un condenao y jodi√≥ muchos momentos chulos ke pod√≠an haber hecho al concierto perfecto.

PD2: Pa ke se kiten el mal sabor de boca de los resfregones, este spot publicitario ke nos hacer til√≠n en nuestra vena cutre patri√≥tica murciana. Yavestruz, es una tonter√≠a, pero nos mola con escarola el punto de vista g√ľertano, y de hecho, apostamos a ke s√≥lo un murciano de ley entender√° toooda la gracia posible.
Como la Estrella levante no hay otra, joer!

Acho pijo pa los murcianos….AMEN

Es pa mand√°rselo por correo a to el mundo ¬Ņ A ke s√≠?

(Gracias, JS!)

DISCOS KE COMPRAR ( 2)

ZOOT WOMAN ‚ÄúThings are what they used to be ‚Ä?

Viendo los resultados, el se√Īor Price deber√≠a dejarse las producciones ke tan mal le han salido en los √ļltimos tiempos ( Keane y The Killers se encuentran entre sus v√≠ctimas) y dedicarse por entero a hacer m√ļsica, porke le salen discos tan chulos como este, con dos peke√Īos problemas de entrada; uno es la portada m√°s infame de la d√©cada, de fealdad a la altura de un moco pegao a un cristal, y el otro ke no haya un temazo claro de principio, ke hace ke si no le das una segunda ( o tercera) oportunidad te parezca ke es menos de lo ke en realidad es; un gran disco de baile lleno de temazos finos y elegantes ke pasar√° desapercibido por la mayor√≠a pero ke es un manjar para minor√≠as clar√≠simo.

Y ke vídeos tan chulos ke hacen, leche.

Memory

GUSTAVO CERATI ‚ÄúFuerza natural‚Ä?


Lis√©rgico a lo bestia, alucin√≥geno y alucinante, a Cerati se le ha ido la olla pero de la mejor manera posible. La enciclopedia musical ke es este disco pasar√° desapercibida ( otra vez) por el p√ļblico espa√Īol, y es una pena ke nos perdamos semejantes letras, tanto derroche de talento y tanta demostraci√≥n de cultura musical bien entendida ¬Ņ Alg√ļn d√≠a se arreglar√°n los puentes ke un d√≠a se hundieron entre la m√ļsica espa√Īola y la argentina? Porke hay ke ver lo ke nos perdemos.

Si DESASTRE no es un temaco de diez sobre diez, ke venga Dior y lo vea. Puro pop.

THE XX ‚Äúxx‚Ä?

La rabia ke nos da tener ke darle la raz√≥n al se√Īor CarlosB no lo sabe nadie‚ĶY al se√Īor unpoco, al se√Īor bidden‚ĶPorke fueron cienes los ke nos hablaron de estos ni√Īatos como los perpetradores del debut m√°s estimulante del a√Īo, y mierda, no se ekivocaban. No se puede dar m√°s por menos; y en un tiempo donde las sobreproducciones son habituales, estos practican un minimalismo casi espiritual, si a eso sumamos voces en plan follesca y bastantes hallazgos mel√≥dico tenemos eso mismamente; el mejor disco nuevo del a√Īo Por cier, aparte del claro homenaje a ‚ÄúWicked game‚Ä? en Infinity ¬Ņ A k√© hay un trozo donde parece ke cantan la estrofa de ‚ÄúDon¬īt worry be happy‚Ä?

Night time nos parece un temaco taaaaaan increíble:

Pos atención a esta remezcla KE TE CAGAS EN LAS BRAGAS.

TIESTO ‚ÄúKaleidoscope‚Ä?


Tiesto tiene muchas cosas ke lo hacen no ser un m√ļsico respetable; pincha en fiestas de raigambre pokera y encima llena estadios; esas son cosas imperdonables pa los ke van de estiraos musicales, y vaya, ellos se lo pierden. Con unas ganas locas de llegar a un p√ļblico masivo, ha hecho el discazo ke ya kisiera David Guetta ( ke es un horror lo suyo √ļltimo); electr√≥nico, s√≠, pero con una colecci√≥n de temazos ke sorprenderan al prejuicioso ( eso si le da una oportunidad, claro, ke no se la va a dar).
Tiesto siempre ha tenido un o√≠do fin√≠simo pa las buenas melod√≠as, y mientras otros pinchas y remezcladores han desaparecido del mapa ( ¬Ņ Ande paran Gabriel&Dresden? ¬Ņ Como le ir√° en el INEM a Paul Rauhofer? ¬Ņ Vivir√° Ferry Corsten?), √©l se ha mantenido en primera l√≠nea durante bastantes a√Īos ke lleva ya en el mundillo.
En fin; ke nos chifla este disco no sólo por Tiesto, sus temazos, sino también por las colaboraciones ke son lo máximo y muy bien aprovechadas; la Furtado, el Calvin Harris, la cantante de Metric…

Who wants to be alone ( con Nelly Furtado)

Y encima tiene una de nuestras diez canciones favoritas del a√Īo desde ya. MARAVILLOSA es poco. Las veces ke la hemos escuchao estos d√≠as no podr√≠amos ni contarlas. Abran pero ke mu bien las orejas pa disfrutar de esta joya :

DORIAN ‚ÄúLa ciudad subterr√°nea‚Ä?


Otro grupo muy cuestionado por los indiortodoxos ke los acusan de hacer letras infames y ke el cantante tiene un deje a lo Modestia Aparte. Pos no se ekivocan, pero con to y con eso, si son capaces de ke escuches este disco con ansia y devoci√≥n , es ke tienen algo; principalmente saben encasketar estribillos como castillos ke se pegan durante semanas y no hay kien se los kite de encima. La tormenta de arena es una de las cinco mejores canciones en espa√Īol del a√Īo se ponga la Arrozdeluxe como se ponga y sus directos son de los ke no se olvidan.
Y ke chulada los coros de Estudios de mercado.

IMPORTANTE: JUEVES 29 ( 10¬ī30, hora m√°s ke aceptable) en el GARAJE hacen doblete con Mendetz. Nosotros vamos a estar all√≠ tirando bragas al escenario como las locas. No se lo pierdan ustedes por na del mundo porke va a molar un porr√≥n.

LILY ALLEN “The Fear”


Anda ke no tiene cojones ke a estas alturas hablemos de este disco, pero saben, ser√≠amos lo peor si no lo hicieramos. Llevamos como seis meses con √©l y nunca nos cansamos; cada dos d√≠as nos dan como necesidades imperiosas de escucharlo, de tan bueno y perfecto ke nos parece; ke letras tan mordaces y ke canciones tan bien hechas, joer., p√≤rke amos a ver…

¬ŅA CUANTOS HOMBRES NO HAN DESEADO CANTARLES ESTA CANCI√ďN?

Si al final la bocazas de Lily ( ke miren ke nos cae remal) se retira a una granja, puede hacerlo satisfecha; ha hecho una obra maestra.
Eso no kita pa ke nos siga cayendo como el culo, claro.

En su √ļltimo v√≠deo ha usado a Elton John…O casi.

PARADE ‚ÄúLa fortaleza del sol‚Ä?

Cualkier ke nos conozca un pokito, sabe lo fans ke podemos ser de este m√ļsico murciano ke posee la rara cualidad de ser √ļnico y distinto, inconfundible y con un estilo tan marcado ke es claro ke nunca ser√° masivo, pero eso no kita pa ke sea uno de los m√ļsicos con mayor coherencia y acierto en su carrera, con una sensibilidad y una manera de ver/vivir la m√ļsica ke por escasa, hace de lo suyo m√°s especial, una especie de Brian Wilson ca√Ī√≠ pero con unas letras mejores.
Con “La fortaleza de la soledad” ha mirado un poco m√°s a los sesenta pero su inspiraci√≥n sigue siendo la misma; las estrellas, la serie Z, las vidas peke√Īas, la ciencia-ficci√≥n y ese punto de ternura tan alucinante ke lo impregna todo seguramente sin √©l darse cuenta.
No encontramos v√≠deos de este √ļltimo disco suyo, pero mientras preparamos una sorpresa, Con M de Mar√≠a tuvo tiempo para hacerle un regalito hecho v√≠deo, aunke sea una canci√≥n del disco pasado.

IMPORTANTE: ESTE S√?BADO 31 EN EL 12 Y MEDIO presenta el disco en la capital del Planeta. Deber√≠amos ir todos de rodillas y preparados con el ritual de alguien ke ama la m√ļsica como la ama Parade.
Pasaremos lista! Ojal√° se llene la sala y demostremos ke nos sentimos orgullosos de tener a un genio tan cerca. Maravillas como “El astr√≥nomo mel√°ncolico” lo demuestran.
To er mundo al 12 y medio, hombreya!!!!

Su myspace pa escuchar el disco enterito.

( Ah, m√°s razones pa comprarlo; el disco en la Fnac a 11 euretes de na).

COSECHA DE VERANO

SE BUSCA

Melón1


Dependiente de la Fnac, apostamos a ke hetero y definici√≥n total de osazo maxifollable. Currando en la secci√≥n de inform√°tica y con mu√Īekeras de cuero, no nos extra√Īar√≠a ke andara entre lo sat√°nico, lo geek y lo friki. Cada vez ke nos pasamos por all√≠ estamos por pedirle ke nos meta el pendrive donde m√°s le plazca, pero chico, ke ni nos mira.
Tan nerviosos nos pone ke no hay manera de enfocar la c√°mara.
Hacemos una llamada de atenci√≥n a kien lo pudiera conocer pa ke le hable de las bondades de la homosexualidad y ke estar√≠amos como dispuest√≠simos a darle cienes de lecciones pr√°cticas y encima gratis. T√ļ si ke eres un chulazo y no lo ke se ve en las pelis porno…

Melón2

Ba√Īista al roce de la perfecci√≥n visto en La Manga. Sin ser una musculoca, sus redondeces son bellas por la naturalidad con ke parecen esculpidas. La mirada turbia termina de redondear un pastelico de carne ke pa nuestra boca kisieramos. Si lo encuentran no le digan na…¬°¬° Foll√©nselo directamente!!


Melón3


Churrero con kiosco en La Manga con el ke nos vamos a ahorrar cualkier alusi√≥n al “churro” y a los “churros” por ser demasiado chiste facil√≥n ( y ke lo digamos nosotros…). Osazo fond√≥n, con gracejo y simpat√≠a reparte su trabajo en espiral y con la sonrisa ke lleva siempre puesta, cualkier dir√≠a ke se ha pegao un madrug√≥n del carajo y ke est√° al sol del verano murciano al lao de una sarten con aceite hirviendo. Este se√Īor no es un chulazo…¬°¬° Un santo es lo ke es!!

Melón4


Danzar√≠n de grupo folcl√≥rico africano ke va de ciudad en ciudad dejando a los europeos con la boca abierta y ganas de ke les abra otra cosa, porke marem√≠a, con raz√≥n el √©bano es considerado madera noble… Reconozcan, como nos ha pasao a nosotros ke acto seguido de verlo han pensado en como ser√° su lanza; el mito de los negros, es lo ke tiene.

Melón5


T√≠pico ejemplar tan guapo ke ni el mismo lo sabe, entre otras cosas porke su aspecto madurazo interesante es fruto totalmente de la casualidad; en el fondo esconde un alma tan pueblerina como el campanario de la torre. Feliz pap√°, nadie duda de su heterosexualidad, pero con un par de drogas en una copa, est√° KO…Y a mano…


Melón6


Repartidor de bebidas refrescantes ( schweppes, pa m√°s se√Īas) ke pasea su palmito en Verano sin camiseta, sudoroso y lleno de los tatuajes y piercing justos…Los justos pa tener un orgasmo instantaneo na m√°s verlo, ke te pegas en Verano unos sustos con el nene ke ni ke hubieras visto a Aznar en tanga. Encima esos musculos ke brillan al sudar son hechos a base de subir y bajar cajas, y eso, triplica a√ļn m√°s el morbo. Despues de verlo a √©l, se entiende ke los servicios de emergencias tengan de vez en cuando a alguien a kien le ha hecho vac√≠o una botella de refresco en to el orto y no se la pueden sacar…Apostar√≠amos a ke es de Schweppes.
En la foto no se le ve la cara, pero kien lo ha visto en directo por la zona de las tascas sabr√≠a reconocerlo perfectamente, porke menudo monumento a la espalda pasea el chaval. Si alguien lo encuentra…¬°¬° Ke lo traiga a la redacci√≥n vivo o muerto!!

Melones 7 y 8

Papis rozando la cuarentena con ese punto entre burraco y tierno ke da la paternidad. De uno en uno a lo mejor no ser√≠an pa tanto, pero ¬Ņ Se imaginan un tr√≠o con ambos se√Īores? Nosotros s√≠. Y nos gusta.

NOTA DE LA REDACCI√ďN

A ver como explicamos esto pa ke se entienda bien…

Ver√°n;
durante esta semana pasada hemos estado a punto en varias ocasiones de cerrar el blog. A La otra M le cost√≥ tanto escribir los “Fuegos artificiales
( en cuesti√≥n de curro y emocionalmente) ke en la redacci√≥n hicimos causa com√ļn por su decepci√≥n al ver la aparente poca reacci√≥n/respuesta de los lectores habituales, y como encima ella no suele comentar los comentarios, la sensaci√≥n de impotencia era grande. Entotal, ke nos dio el rabotazo de ke el esfuerzo de llevar esto p¬īalante no merec√≠a la pena.

Es posible ke estemos mu mal acostumbraos y de vez en cuando necesitemos una bajada de ego, pero enti√®ndanos; sin contador de visitas y esas zarandajas, lo √ļnico ke tenemos en cuenta son los comentarios, y no se trata de tener millones ( ¬Ņ De k√© servir√≠an si no lo hubieran le√≠do?) sino, de , al menos, los habituales, de tener un feedback, ke pa nosotros ya saben ke es imprescindible.

Pensamos ke si no los le√≠an por ser textos muy largos ( yavestruz, apenas folio y medio por cap√≠tulo) puede ke a lo mejor internet no fuera nuestro sitio. Si no nos le√≠an porke no hab√≠a jijijijajaja, tampoco molaba porke no keremos ser eternos fr√≠volos ( ke est√° mu bien la frivolidad, pero no a todas horas, cojona). Y si no nos le√≠an porke lo escrito era basurilla, entonces…¬Ņ Pa k√© seguir? Como ven, una pescadilla ke se muerde la cola t√≠pica de unas dramasqueens profesionales ke sEmos. Es lo ke tiene ser del Planeta y maric√≥n.

Sinceramind; hemos pasao una semana infernal fuera de la blogosfera y meterse ak√≠ era rematar el infierno, un callej√≥n sin salida con el ke no ve√≠amos otra opci√≥n ke cerrar el garito. Si es ke cuando nos ponemos negativos no nos gana nadie. SEmos as√?n de cenizos, porke sinencambio, la gente ke ha estado con nosotros comentando ha sido taaaan especial y complice. Eso es lo ke tendr√≠a ke valernos.

Ke s√≠, ke esto parece una inflamaci√≥n de ego enoooorme y apestosa y una subida de humos inaguantable, y kien kiera pensar eso, ke lo piense, ser√≠a normal y seguramente tendr√°n raz√≥n. Pero kien no entienda ke cuando se escribe publicamente algo se hace porke lo lean y siempre se necesita “del otro”, es ke es tonto de solemnidad.

Ha habido correos, llamadas, gente ke nos ha dicho ke estaba alucinando, pero ke no sab√≠an ke comentario hacer…

Entotal; ak√≠ estamos, porke los comentarios habr√°n sido pocos, s√≠, pero de tanta calidad y nos han llegado tanto ke en toda la vida podr√≠amos agradecerlo. Por eso, esta especie de entrada en realidad es puro agradecimiento a los ke desde el primer “fuego artificial” han estado ah√≠; nos han hecho la respiraci√≥n boca a boca en la blogosfera y siempre lo vamos a tener presente.

Much√≠simas e infinitas gracias a la se√Īora Meg, al se√Īor Pejota, a la se√Īorita Elena, al se√Īor Ohm, al se√Īor Loud, al se√Īor CarlosB, al se√Īor casin√°, al se√Īor Sufur, al se√Īor sindri, al se√Īor Nyc, al se√Īor Adefesio, al se√Īor G√°rgamel, a la se√Īorita Amparo, al se√Īor Ake, a Supaki y a JS, porke adem√°s lo han entendido todo tan bien ke nos parece un lujazo tenerlos a ellos como lectores. Y a los dem√°s tambi√©n, pero seguro ke esos “dem√°s”, entienden la referencia.

Si alguna vez hemos hecho algo sincero e importante, es esto; un grandísimo abrazo virtual para todos ustedes con lo más bueno ke les podamos dar. Millones de gracias.

Y ahora, deseando ke est√© a la altura de sus sue√Īos, a leer el √ļltimo cap√≠tulo….

LAS CENIZAS

Akí la primera parte; LA CHISPA
Aki la segunda parte: LA LLAMA
Akí la tercera parte: LAS BRASAS
Akí la cuarta parte : EL HUMO

FUEGOS ARTIFICIALES ( Y 5)

Lo siguiente ke recuerdo es estar en un descampado, apoyados en el coche ( ¬° Mi coche!), fumando unos porros, compartiendo una litrona. El aire pegajoso y mar√≠timo de la madrugada me hizo volver a la consciencia perdida nosecuantas cervezas despu√©s. Hab√≠amos bebido mucho, y √®l con su tama√Īo deb√≠a amortiguarlo, todo lo contrario ke me pasaba a m√≠, ke el alcohol me hab√≠a hecho el efecto de una bomba de la desmemoria, porke apenas recuerdo nada del bar m√°s all√° de una conversaci√≥n de tanteo y bromas entre las ca√Īas ke volaban rapid√≠simas. Creo ke, al menos, mantuve la dignidad y el ekilibrio, ke no es poco.
El ambiente era tan h√ļmedo ke parec√≠amos teletrasportados al Tr√≥pico, coronados por la luna hecha de una rodaja de naranja. No ces√°bamos de sudar, y la camiseta se le pegaba al pecho, escribiendo en lenguaje braille la palabra pez√≥n.

Los dos apoyando la espalda y el culo en el coche, y mientras articulaba las palabras ke luego emit√≠a al aire h√ļmedo y pegajoso, su cuerpo vibraba de un modo ke hacia reverberar la chapa del coche en ondas met√°licas, para recibirlas mi cuerpo despu√©s.Por eso no prestaba
atención a sus palabras; la sensación del eco de acero de su cuerpo en el mío era
demasiado cautivadora y absorbente. Hubo un instante en ke su brazo
rozó levemente mi brazo; su vello a contramano del mío, haciendo de peine suave y sutil, apenas una milésimas de segundo, ke tuvo el poder de un trallazo de electricidad estática de miles de voltios emocionales.
Su voz‚ĶSu voz tambi√©n era deliciosa, mecagoenlaleche‚Ķ La entonaci√≥n chuleta madrile√Īa me pone, no lo puedo evitar, y la suya era grave y de ni√Īo, tan t√≠mido, directo y di√°fano ke ser√≠a imposible no pensar ke el poseedor de esa voz era un buen tipo, y de hecho lo era; todas las caracter√≠sticas de su voz ser√≠an aplicables a su persona. Y all√≠ estaba yo, pregunt√°ndome ke sorpresa ser√≠a la siguiente., cuando podr√≠a atacar, pasar a un plan ke ni recordaba y ke ni sikiera ser√≠a capaz de llevar a cabo en mi penoso estado et√≠lico, hasta ke me di cuenta de ke me estaba hablando de‚ĶSu novio‚Ķ

Las manos de ni√Īo le temblaban cuando le pas√© el porro.

La borrachera se me bajó a los tobillos al ritmo de su confesión.

‚Äú Yo lo dej√© todo por √©l y a veces parece ke le diera igual. Dej√© mi ciudad, me fui a Madrid, dej√© mi trabajo, mis amigos y mi familia, pero a veces pienso ke no lo valora o me kiere‚ĶO al menos no como necesito‚Ķ√Čl es una persona muy sexual, y me gusta , pero tambi√©n me gustar√≠a ke no s√≥lo se acordara de m√≠ para el sexo‚ĶKiero decir‚ĶEs incapaz de darme un m√≠nimo de cari√Īo si no es para calentar la cama y si no estoy dispuesto a follar, se moskea‚ĶY yo lo kiero tanto, lo necesito tanto‚Ķ‚Ä?
Je.
Ke irónico todo.
Si él supiera….
Nunca dejará de sorprenderme la capacidad ke se tiene en pareja de estar lejos cuando se está tan cerca; la miopía debe ser uno de los efectos del amor. Se kerían con locura y se estaban perdiendo mutuamente. Menudo par de gilipollas.

Es algo asumido por todo el mundo ke nunca apreciamos lo ke tenemos.

‚ÄúAtravesamos una etapa rara. Encima ahora ha perdido el trabajo y no s√© k√© hacer para animarlo, siempre est√° deprimido y yo lo kiero tanto‚Ķ Estuvo ak√≠ hace cosa de una semana, porke este a√Īo no hemos podido tomarnos las vacaciones juntos y volvi√≥ a Madrid distinto. No s√©, como ausente. No me importa ke se acueste con otros, pero creo ke esta vez ha habido algo m√°s y me pilla con pocas fuerzas para solucionarlo.‚Ä?

Viva! ( Grité yo para mis adentros ) Viva y mil veces viva! Regresar como ausente sólo podía significar una cosa, y era totalmente a mi favor: había dejado huella, había sido algo más. Me sentí grande, me sentí fuerte, me sentí importante y ganador del primer round. Y eso ke todavía no había dado el K.O. , porke el chico se estaba poniendo a tiro de una manera ke no me terminaba de creer, pero precisamente esa vulnerabilidad no escondida hacía de la pieza un trofeo mucho menos valioso y deseado. Entonces ocurrió algo ke me desbarató por completo: se puso a llorar.
Durante unos segundos interminables me kedé observando el recorrido de las lágrimas, hierático y estupefacto, tan blokeado como arrollado por como se estaban sucediendo los acontecimientos. No fue histérico, ni lleno de hipos ni ruidos ; fue un llanto grave, silencioso, de los ke dejan escapar lagrimas grandes como ríos de lava; lentas, ardientes, pesadas.

Consegu√≠ reaccionar y le apret√© el hombro, dici√©ndole vaguedades y terrenos comunes del tipo ‚Äú no te preocupes‚Ä? o , ‚Äútodo se va a arreglar ‚Äú, incluso ‚Äú seguro ke s√≥lo es una mala racha ‚Äú, mientras √©l se tapaba la cara en un gesto de verg√ľenza p√ļdica, pidi√©ndome disculpas y repitiendo como una letan√≠a ‚ÄúEs ke no puedo m√°s‚ĶY ya no s√© ke hacer‚Ķ‚Ä?.
En ese momento, con dos frases oportunamente dichas, hubiese hecho historia de la pareja ke ellos dos formaban. Pero no es ke no kisiera…Es ke no podía.
Se mostraba ( transparentemente) dolido y sincero, ni√Īo y hombre, y esa autenticidad me estaba deshaciendo las entra√Īas congeladas para convertirme en un ser con instinto de protecci√≥n, deseoso de ser de nuevo receptivo a la ternura. Alguien ke un d√≠a fui y del ke ya ni me acordaba.
Una ternura ke me estall√≥ en la cara cuando de improviso me abraz√≥ para derrumbarse, y esta vez s√≠, llorar desconsoladamente. Parec√≠a con mucha necesidad de hacerlo, y por eso kiz√°s ten√≠a el sonido profundo de lo ke ha sido guardado durante meses, incluso a√Īos. El alcohol muchas veces es la llave. El cuerpo le temblaba en un estremecimiento ke se encadenaba con otro estremecimiento y ke por contagio me estremec√≠a a m√≠.
Juro ke me dejó sin capacidad de reacción, ke hasta subir los brazos para devolverle torpemente el abrazo me costó un esfuerzo de máxima dificultad. Pero no me atreví a apretar; mantenía la distancia con prudencia porke tenía miedo, miedo paralizante, pero no sé si más de él o de mí mismo.

No sabr√≠a contar cuantos minutos transcurrieron, pero pesaban como siglos. √Čl se fue calmando poco a poco y acert√≥ a decir mientras deshac√≠a el abrazo ‚Äú Perdona por la escenita‚ĶNo suelo acostumbrar a hacer esto‚Ķ‚Ä?. Le kit√© importancia y me atrev√≠ a echar mano de un par de bromas ke hasta le robaron una sonrisa entrecortada. Segu√≠ bromeando y casi se ri√≥. Por primera vez desde ke nos hab√≠amos conocido y a la vez ke se limpiaba la nariz con la mu√Īeca, me mir√≥ a los ojos.

Sabía ke lo iba hacer, lo sabía.

Fue como un recuerdo ke me vino de improviso. Como tambi√©n record√© ke estaba a punto de besarme, porke los seres humanos somos casi id√©nticos en nuestros comportamientos, y lo ke √©l iba a hacer lo hab√≠an hecho miles de personas ya. Es como si kedara grabado en nuestros genes y en la memoria colectiva y yo en ese momento lo record√©. Ni sikiera en nuestras vivencias somos √ļnicos o especiales; siempre hubo alguien ke ya vivi√≥ lo mismo ke t√ļ. Por eso sab√≠a ke su beso ser√≠a lento y dulce, acuoso, con sabor pecaminoso y el deje reconocible de la culpabilidad y la venganza.

El conocimiento íntimo de su lengua tuvo el poder de regresarme a la realidad bruscamente.
Un momento, me dije.
( Su lengua rebuscando en mi boca)
KE SE PARE TODO UN MOMENTO, JODER.
No, no, no, NO.
Si follaba con √©l me convertir√≠a en lo ke siempre detest√©; un marica-tipo sin escr√ļpulos, un monstruo nacido de lo m√°s oscuro del ambiente, de los ke ya no reciben placer por lo bueno, sino por lo malo, de los ke merodean en las discotecas a las seis de la ma√Īana en busca de la pieza m√°s tierna a despedazar, de los ke ya no tendr√°n soluci√≥n posible ni vuelta del
camino. No; no iba a permitir ke el sufrimiento me convirtiese en unmonstruo de cadera blanda afilada y pluma manchada con la sangre de los otros; si lo pierdo todo, al menos ke me keden los principios y una pizca de dignidad.

Cuando tuve su boca en la m√≠a, por fin pude pensar calmadamente, y mientras mi nuevo y mi antiguo yo se disputaban la decisi√≥n final, pens√© ke no estaba dispuesto a ser un engranaje m√°s de la apisonadora ke, tarde o temprano, a todos nos pasa por encima. Akello no estaba bien, me estaba comportando como un hijodeputa retorcido, no tanto por el posible polvo en s√≠ sino por sus circunstancias, nada atenuantes; los dos hab√≠an sido honestos conmigo y eran buenos tipos ¬Ņ Con k√© derecho , con k√© argumentos me cre√≠a justificado? ¬Ņ K√© cojones hac√≠a yo jodiendo nada? ¬Ņ Ke sentido ten√≠a ning√ļn puto plan ke no fuese irme , salir corriendo? ¬Ņ Como se me hab√≠a ocurrido llegar all√≠ para irle con el cuento?

Era evidente ke ellos se kerían , por lo tanto, no había nada más ke hacer. El amor lo justificaba todo; el resto, son fuegos artificiales… Y por amor, debía hacer un gesto digno de toda akella historia, un gesto de renuncia como la mayor muestra de ke lo ke yo sentía era verdadero y auténtico.

‚ÄúOye‚Ä? le dije para cogerlo de los hombros, separ√°ndolo de m√≠ ‚Äú t√ļ no est√°s bien, y si yo me acostara contigo esta noche estar√≠a aprovech√°ndome de la situaci√≥n. Me da rabia este atake de bondad y de principios, porke tienes un polvazo , pero me gusta ke me elijan por m√≠ mismo, no de carambola‚Ķ¬Ņ Me comprendes?‚Ä?
Me miraba con los ojos en blanco; no estaría muy acostumbrado a los rechazos y akella declaración mía nos dejaba a ambos en una situación cuando menos incómoda.
‚Äú¬Ņ Sabes? No soy kien para dar consejos, y no os conozco casi de nada, pero creo ke deber√≠as llamar a tu novio ma√Īana mismo y hablar con √©l. Es evidente ke lo kieres, y posiblemente √©l tambi√©n te kiera , pero no todo el mundo es capaz de demostrarlo de la misma manera. Te aseguro ke alguien ke kiere follar contigo a todas horas es alguien ke te ama‚ĶYa me gustar√≠a ‚ĶNo sabes lo ke es ke pasen meses y nadie tenga necesidad de ti‚Ķ.‚Ä?

Encend√≠ un cigarro para marcar a√ļn m√°s las distancias y hacerlas irrenunciables. No s√© si lo entendi√≥ o es ke le hab√≠a molestado, pero s√© ke son√© muy convincente, y despu√©s del serm√≥n, s√≥lo me contest√≥ con un ‚ÄúLl√©vame a casa ‚Ä?, seco, sin espera de respuesta.
Eso hice. Puse m√ļsica y ni una palabra sali√≥ de nuestras bocas en el trayecto. Puede ke no tuviera excusa, pero al menos ya no me sent√≠a tan mierda, y si √©l hubiera sabido, me lo habr√≠a agradecido, pero no, no pod√≠a decirle nada. Mejor todo as√≠. El mal menor era ke se despidiera con un portazo.
Pero no lo dio, sólo dijo:
‚ÄúGracias por todo‚ĶY perdona‚Ķ Seguramente tienes raz√≥n y esta noche he hecho el rid√≠culo‚ĶHa debido de ser el alcohol. ‚Ä?

El alcohol siempre es una buena excusa y todo el mundo lo sabe.

En el coche volv√≠ aliviado pero con la insatisfacci√≥n atroz de sentir ke la historia no ten√≠a una conclusi√≥n, como un libro al ke alguien arranc√≥ las √ļltimas p√°ginas, como una peli cercenada de fotogramas. Por eso siempre preferir√© la literatura antes ke la vida: en lo escrito, las cosas tienen orden, sentido, llevan a alg√ļn sitio; en la vida, no.

Aunke lo escrito sea artificial o mentira.

Llegué a casa casi amaneciendo, agotado de tanto devenir emocional, preso del insomnio. Estaba superado por los acontecimientos, nervioso por lo ocurrido, y se me ocurrió ordenar la habitación en vez de dar vueltas en la cama. Zapatos a su sitio, periódicos atrasados a la basura…En un rincón todavía estaba la mochila ke me había llevado a la playa; saké la esterilla, la toalla, el protector. En el fondo de la mochila, un papel doblado ke desdoblé por si era algo importante. En bolígrafo apresurado , unas palabras escritas con una letra ke no era mía:

¬ŅSabes? El otro d√≠a en el sendero deber√≠a haberte dado la mano. Ahora me arrepiento de no haberlo hecho.
Nunca olvidaré estos días ni me olvidaré de ti.
Gracias

Kiz√°s esa nota pueda considerarse un fin y decir eso fue todo.
Pero en realidad, no.

Cuando presencio un castillo de fuegos artificiales me acuerdo, estremeci√©ndome, de su cuello estrechado entre mis manos ( y este verano he presenciado muchos‚Ķfuegos artificiales ) y s√© ke ya , siempre , cuando vea la p√≥lvora luminosa explotar, me volver√© a acordar de √©l y de tres d√≠as maravillosos de Agosto donde los astros y el tiempo se detuvieron por nosotros. Y cada vez ke vuelva a las playas ke nos vieron juntos, me acordar√© de √©l , reviviendo las escenas como si fueran ajenas a m√≠ por estar ya escritas. A√ļn as√≠, deseo con todas mis fuerzas sinceras ke ellos dos puedan ser felices; un poco, moderadamente, pero felices.

Y efectivamente, como supon√≠a, nadie consigue estar a la altura. En la l√≠nea ke describe mi vida, √©l ser√≠a apenas un punto, y sin embargo, brill√≥ con tanta intensidad ke a√ļn estoy cegado. Me jode guardar esta especie de luto, comportarme como un siervo deseoso de humillaci√≥n, pero el amour fou tiene sus reglas y yo acept√© jugar; ahora es cuando me toca pagar la apuesta y lo jugado. Es injusto ke me remueva m√°s ke otros hombres con los ke conviv√≠ pero yo, al menos, no se orientar mis emociones, hacerlas justas y ecu√°nimes; si fuera as√≠, no ser√≠an emociones‚ĶSer√≠an pensamientos escritos en un papel‚Ķ
Como ahora.

Con esta historia he perdido el √ļnico lenguaje del ke me sent√≠a due√Īo y experto, y meses despu√©s, a√ļn no lo he recuperado, y eso s√≠ ke me deja triste durante horas, porke ni a los peke√Īos placeres del sexo espor√°dico parece ke tenga derecho ya. Tengo la impresi√≥n de ke el sexo nunca volver√° a ser igual y de ke yo me kedar√© mudo el resto de mi vida. Al final, las excursiones del viaje , por muy bonitas ke sean, nunca compensan.
O sí.
Porke se aprende. Y eso le da un sentido a la existencia, el convencimiento de ke ha merecido la pena acumular experiencias, llenar las hojas del libro ke vamos escribiendo cada día vivido. Sin necesidad de escribir.

Como siempre, me keda atar palabras para fotografiar con la memoria. Una vez escritas las emociones, casi me siento un poco Dios, y soy capaz de mirar a los personajes con la distancia adecuada, incluso aplicándoles una pátina de humor, pero sólo después de estar escrito. Ahora las palabras son más controlables y los personajes ( incluso yo) más entendibles. Ahora miro su foto, buceo en sus ojos-miel de la imagen kieta y me alegro de haber conocido el mejor y más verdadero sabor del verano y aceptarlo como bueno, como un privilegio ke casi me hace un iluminado ke debe contar su revelación. Ahora me siento orgulloso de haber sido elegido por el amour fou para ser su profeta. La vida se ha hecho literatura y todo tiene sentido.
Y ahora, por fin, acepto ke nada hay m√°s artificial ke vivir .
Todo el mundo debería saberlo.

FIN

EL HUMO

Akí la primera parte; LA CHISPA
Aki la segunda parte: LA LLAMA
Akí la tercer parte: LAS BRASAS


FUEGOS ARTIFICIALES 4

En ning√ļn momento me plantee lo disparatado del asunto y de hecho lo encontraba totalmente coherente; si akel era un amor tan violentamente visceral, tan s√≠smico y maldito, ten√≠a su l√≥gica tal arrebato de posesi√≥n, asumiendo y contando con ke la aventura pod√≠a salir mal, pero de eso se trataba: de ensuciar el impoluto lienzo ke me hab√≠an dejado y ke en su blancor me trasmit√≠a ke nada refulgir√≠a igual.
Lo comprobé a los tres días, cuando kedé con un tío de los ke siempre me ponen a cien, de los amantes fijos porke se lo han ganado. En realidad no buscaba un polvo; buscaba un exorcismo. Urgente.
Sin embargo, en la cama, me vi so√Īando con unos ojos abiertos, pregunt√°ndome ¬Ņ K√© co√Īo hago yo ak√≠?
Ha sido uno de los polvos m√°s tristes ke he echao en mi vida.
Maldita sea.
Maldita sea.
No se las veces ke me lo repetí esa noche.
Akel fuego podía ser artificial, mentiroso, pero me estaba consumiendo vivo.
Me hab√≠an convertido en un esclavo y ten√≠a ke romper las cadenas de alg√ļn modo y, mirat√ļpordonde, s√≥lo se me ocurr√≠a uno. Tiene la cosa cojones, porke siempre he sido un puto desastre para organizar mi vida, y sin embargo, sak√© una faceta meticulosa y concienzuda esos d√≠as ke me pill√≥ totalmente de improviso; nunca se conoce uno lo suficiente. Est√° claro. Todo el mundo lo sabe.

Pedí varias tardes libres en el trabajo para poder realizar un seguimiento perfecto. Me hice un planning de horas y sitios, haciendo cálculos de los trayectos y del tiempo ke permanecería en el coche, a pocos metros de distancia de la calle donde sabía estaba la casa familiar de veraneo en akel pueblo de mala muerte estival. Si me llevaba un sándwich y no comía…Si me llevaba una almohada y dormía en el coche….Cualkier sacrificio sabía a poco si el plan daba resultado, y estaba tan convencido, parecía tan fácil y necesario para acabar con la maldición del amour fou….Tan mitificado….Tan cinematográfico…¡ Su puta madre!

Las primeras cuatro horas del primer d√≠a ke pas√© agazapado en el coche no hubo suerte, ni una pista; ni√Īos, familias, parejas, mucho pensionista‚ĶSin embargo, nadie ke encajara con la descripci√≥n ke yo ten√≠a hecha en la imaginaci√≥n. Mi desvar√≠o no llegaba al punto de vencer a la timidez salvaje ke me sale en momentos comprometidos, as√≠ ke fue una vigilancia pasiva; nada de bajarme del veh√≠culo y preguntar por ese nombre tan raro y poco com√ļn.

Como el segundo d√≠a se repiti√≥ la historia, busk√© una excusa ( burda y poco construida) para escaparme del curro por la ma√Īana en el tercer d√≠a. Hab√≠a contado ke ten√≠a a un familiar ingresado con serios problemas mentales y deb√≠a acudir siempre ke me llamaran, pero not√© en las caras ke no me cre√≠an. M√°s bien deb√≠an pensar ke el ke ten√≠a serios problemas mentales era yo, de lo nervioso y distra√≠do ke me encontraban.

Y al pueblo costero de turismo familiar de mala muerte conduc√≠a yo con la fe de los iluminados, de los ke han visto lo imposible, de los ke lo tienen todo perdido y no tienen nada ke perder. Sin embargo, la fe lo √ļnico ke da es fuerzas; ni suerte ni raz√≥n, y la ma√Īana del tercer d√≠a, con un calor inhumano pese a estar bajo los brazos del aire acondicionado del auto, tampoco lo encontr√©. Mi m√©todo de vigilancia aleatoria no daba resultado, pero a esas alturas del a√Īo no pod√≠a pedirme uno o varios d√≠as libres ( si ker√≠a conservar mi puesto de trabajo, claro) as√≠ ke no hab√≠a otra ke hacerse a la idea de ke, si no estaba un d√≠a entero, lo ten√≠a complicado. Pens√© en abandonar la tarea de puro aburrimiento, porke adem√°s no pod√≠a esperar algo bueno de mi suerte habitual; llamarla p√©sima es kedarse corto.

Antes, un √ļltimo intento, el definitivo, agarr√°ndome a un razonamiento ardiente, porke , estando ya el fin de semana cerca, no ser√≠a raro encontrarlo en el garito donde comenz√≥ todo, donde conoc√≠ a cuello de toro y me vi envuelto en la maldici√≥n del amour fou. La norma ke dice ke el marica es un animal social necesitado de estar entre iguales casi siempre se cumple.

Fui concienzudo ( de nuevo) esta vez en lo de vestirme para matar; tomé el sol por la tarde, dormí un par de horas antes de cenar , me hice limpieza de cutis….Todo por sacar lo mejor de mí…Dentro de lo posible.
Volver al lugar de los hechos tenía el regusto de lo prohibido, de pecado y sacrificio, del terreno vedado ke se cruza y activa los sensores del peligro para llenarte de adrenalina. Las piernas me hormigueaban al pisar el acelerador y había fuegos artificiales ( en mi cabeza) ke me embotaban el entendimiento.
Habían pasado dos horas de la media noche.

El local estaba m√°s vac√≠o ke la semana anterior y la m√ļsica, pues bueno, un poco as√≠. Me fui a la barra y me sent√© justo en el lugar donde lo hab√≠a encontrado a √©l, a ver si me tra√≠a suerte.
Pedí una cerveza y crucé los dos dedos.
Ped√≠ dos cervezas y le√≠ una revista atrasada. No es ke entrara mucha gente ke digamos y desde luego, ninguno ten√≠a pinta de ser √©l . Los camareros parec√≠an a√ļn m√°s aburridos ke yo.
Al acabar la tercera cerveza tuve un leve atake de cordura ( mezclada con una incipiente borrachera, vaya por Dios) y de repente, después de tres días inmerso en la locura, pensé ke lo ke estaba haciendo no tenía sentido e incluso ke alguien lo podría calificar de desvarío neuronal.
Pedí la cuenta, rápido; tenía ke salir de allí , como si la olla se me hubiese ido en la calle, en un descuido y tuviera ke volver corriendo a recuperarla. Deprisa.
Pagu√© a trompicones , r√°pido. Me asfixiaba la verg√ľenza de ser consciente de mi atrevimiento y no atinaba a guardarme la cartera cuando not√© una presencia entrar .
No s√© como explicar esto, pero a√ļn teniendo la cabeza agachada, lo supe.
Supe ke era kien andaba buscando.
Ll√°menlo intuici√≥n marikita, ll√°menlo olfato , ll√°menlo pura suerte de acertar, pero supe ke era √©l con un convencimiento tal ke hasta me dio palo levantar la cabeza, no fuera a ser ke √®l tambi√©n me reconociera, ya ves t√ļ.
Vi sus zapatillas Adidas, veloces, dirigi√©ndose a la barra , deteni√©ndose justo a mi lado. Le escuch√© pedir un cubata con voz grave, musical y chuleta, inekivocamente madrile√Īa. Kilos de p√≥lvora estallando en mi interior antes de levantar la mirada y recorrer unos tejanos ke cubr√≠an piernas tan rotundas como recias, una camiseta azul ke vest√≠a un abdomen osuno y tierno, sin exageraciones, hecho de carne dura sin estridencias, suave. Una lev√≠sima barriga anunciaba a√Īos de tallas grandes. Sus brazos torneados estaban cubiertos de un fino vello negro, regular, casi peinado; en su mu√Īeca derecha, una mu√Īekera de correas de cuero. Las manos peke√Īas, las u√Īas, mordidas.
Manos de ni√Īo.

Por fin reun√≠ valor para escalar con la mirada ( de reojo) y puedo decir ke de perfil era casi casi como yo lo hab√≠a imaginado‚ĶCon kince a√Īos menos‚ĶNo s√© si es ke no lo escuch√© o es ke cuello de toro no me lo especific√≥, pero no pens√© ke fuese tan joven; veintid√≥s como mucho. El pelo negro, brillante, ordenadamente revuelto. Pese al cuerpo hecho, pese a su pesada presencia, si mirabas a sus ojos oscuros, m√°s all√° de una nariz irregular ke le daba aire de boxeador y de la barba de tres d√≠as, ve√≠as todav√≠a el brillo de cierta pureza e inocencia ke muchos hace tiempo perdimos, por eso es tan f√°cil de reconocer en otros. Los piercings no aminoraban esa imagen, al contrario; la ceja ca√≠da le daba un aire trist√≥n y ensimismado. El conjunto ten√≠a mucho de fascinante, con la virtud sutil e indefinible ke poseen algunos rostros a los ke nunca te cansar√≠as de mirar.

A su lado, evidentemente, yo no ten√≠a ni una √≠nfima posibilidad. Entend√≠ de s√ļbito, como kien entiende un pu√Īetazo en la cara, ke siempre lo preferir√≠a a √©l ( en una hipot√©tica elecci√≥n ke no se hab√≠a dado), as√≠ ke la satisfacci√≥n personal de saberse mejor y actuar en consecuencia, dejaba de ser una opci√≥n.

Era‚Ķ.Era‚Ķ¬Ņ C√≥mo decirlo?…Para ke dar m√°s vueltas‚Ķ.Era rematadamente guapo, mecagoenlaputa. La mezcla de hombre y ni√Īo, de cuerpo recio y rostro sin √°ngulos afilados lo hac√≠an irresistible, y pese a ke esas edades ya son infancia intocable para m√≠, tengo ke reconocer ke por mucho ke kiera llamarlo celos, por mucho ke kiera disfrazarlo de venganza, lo ke sent√≠a ten√≠a un oscuro y profundo fondo sexual, ganas de foll√°rmelo sobre todas las cosas, coserlo con la lengua y dejarlo p¬īal arrastre, de esa manera tan animal ke me posee y ke ekivale a marcar el dominio y el territorio a base de pollazos. A mi modo, es una victoria p√≠rrica.
A veces me asusto de lo puta ke puedo llegar a ser. Espero ke eso sea algo ke no todo el mundo sabe…
Y a veces me asombro de hasta ke punto me he acostumbrado a expresar toda clase de sentimientos y respuestas follando; se ve ke es el √ļnico lenguaje ke, de verdad, he llegado a conocer.
Pero son muy pocas veces.
La mayoría, el piloto automático animal toma las riendas, sin asombros ni sustos, por encima de mi antiguo y de mi nuevo yo. Y si cuando ya eres consciente de ke no te podrás resistir encuentras en la víctima una sonrisa de complicidad, una invitación a una charla con la mirada, entonces ya el asunto es irrefrenable.
Como en esa ocasión.

Yo le pregunt√© ‚ÄúEres de ak√≠‚Ä? y acerc√≥ la mano amistosamente, diciendo ‚ÄúHola, me llamo‚Ķ..‚Ä? y pronunciando el nombre , ese nombre tan poco com√ļn y extra√Īo, tan ponzo√Īoso ke por las noches convert√≠a en pesadillas mis sue√Īos. Supe ke la suerte ( por fin) volaba a mi favor y miles de fuegos artificiales me estallaron dentro.
S√≠; la suerte estaba de mi lado, aunke alg√ļn cl√°sico griego a esa suerte la habr√≠a llamado fatalidad.

( Continuar√°…Con el √ļltimo cap√≠tulo)