FUEGOS ARTIFICIALES

1.LA CHISPA

La vida es un gran viaje del ke nunca se vuelve, pero un viaje repleto de pekeñas excursiones ke parecen nimias y sin embargo, son capaces de determinar el rumbo y la valoración final. Son excursiones en las ke nunca llevamos cámara de fotos, por eso hoy escribo, para fotografiar una de esas excursiones vitales, para fijarla en mi retina y en mi memoria. No kiero perder este recuerdo-fotografía de verano nunca y kiero mantener su sabor, vivir con él siempre, como una medalla ke sólo yo pueda ver y me diga “He vivido? . Aunke en el trayecto haya perdido parte del ekipaje. Aunke lo vivido no pueda ser llamado de otro modo ke amour fou, una emoción hecha de fuegos artificiales, breve pero intensa, efímera y emocionante.
Tan literario, tan cinematográfico, tan de mentira y tan de verdad. El amour fou se inventó para los ke creemos en el instante porke se nos negó la posibilidad de creer en un futuro más allá, de ver ke sucede al cabo de los años . No fue una renuncia heroica, ke coño; fue pura resignación.
Uno no lo busca, pero lo encuentra. Uno no lo desea, pero lo disfruta .Uno lo cambiaría por un amor convencional pero esa posibilidad no nos es dada. No entraba en los planes de nadie, ni se puede programar o anticipar, pero cuando te explota en la cara es imposible resistirse porke la única posibilidad ke keda es dejarse arrastrar por un torbellino ke aspira a huracán irrefrenable.
Kien no lo ha vivido piensa ke es una invención, un espejismo de emociones ke tiene poco de real, sin embargo..¿ Acaso el amor, así , en general, es verdadero? Pregunten a las decenas de parejas ke tienen alrededor y cuya historia kedó accidentada en un arcén del camino ¿Fue real?¿ Lo sentido fue exactamente lo vivido? Pregunten si cambiarían sus años de historia amorosa convencional, esa ke se fue reskebrajando al paso de las agujas del reloj, ajándose como la piel de una manzana madura. Pregunten si la cambiarían por unos momentos de esplendor en la arena cuyo sabor y recuerdo les durará para siempre. Podrán ver , mientras piensan en la respuesta, una sombra de duda en sus caras.
Y entonces sabrán.

Sabrán ke nada se marchita en el amour fou, todo es posible y maravilloso, y la eternidad nunca vendrá dada por lo vivido sino por lo recordado, por eso la literatura y el cine están sembrados de amores fugaces e intensos ke duran lo ke dura un verano, lo ke duran unas vacaciones, lo ke dura el amor fou.
Cinco días.
Cinco putos días libres en cuenta atrás para todo el largo Agosto, y el kinto lo pasé durmiendo, en un puro no-poder-ya-más.
El cuarto estuve al galope , merendándome las horas entre bancos, visitas familiares, cruising de emergencia vital ( un mes sin echarme na a la boca!) compras y otras responsabilidades de ciudadano responsable .
Está claro ke el verano se inventó pa los ricos.
El tercero fui a la playa, a C . con la peña, y ahí ya muy bien. Nos pusimos hasta el culo de Martini barato, nos reímos un rato largo, dormimos una siesta de las de baba caída, nos fotinchamos a discreción . De alguna manera, siempre nos impregnamos de la magia que tiene aquel lugar y de algún modo vuelves a casa cambiado.
Así ke por la noche me sentí con fuerzas para hacer algo frívolo. Llamé a P. Oye, ke han abierto un bar de ambiente en la playa, en LA, ke hasta tiene cuarto oscuro, ¡ Coño ke fuerte, eso hay ke verlo! , Pos eso digo yo ¿ Por ké no vamos esta noche? Primero unas tapitas akí y luego nos vamos a tomarnos unas copas allí.
Y eso hicimos. Muy bien, muchas cosas ke contar. Nos pasamos con las cervezas, aunke ya ves tú, menuda novedad. El viaje de ida largo, con musikita y porros. Luego encontrar el bar en akel pueblo costero de turismo familiar, nos llevó veinte minutos, y cuando lo encontramos, pues bueno, un poco así. Un par de pandillas chonigays, cuatro o cinco maricas solitarias de conversación en la barra, tres bollos y un colgao ke daba empujones pese a ke había espacio suficiente . Al cuarto oscuro no entraba nadie, claroestá. Además había un tío sentado sólo en la barra. Aunke no había mucha luz y las remezclas de Shakira distorsionan los sentidos, su silueta me informaba de ke el chaval era muy mi tipo. Es muy tu tipo, me dijo P. señalando con la cabeza.

No es ke yo sea muy estricto con eso de los tipos, la verdad, porke la manga ancha con la ke me manejo últimamente me hace parecer una ONG pro necesitados de follar. Manga japonesa, ke me llaman algunas.

Aunke al final todos seamos prácticos y nos liemos con kien más y mejor nos come la oreja, siempre habrá un rollito ke nos tire más, ke sea nuestra debilidad, inevitablemente. Y él, efectivamente, era muy mi tipo; armatoste cabezón, aspecto de jugador de rugby cansado, bebiendo una cerveza tras otra mientras el cráneo le brillaba rasurado, con cierto aire de orangután fornido y feliz. Nos pusimos a su lado en la barra pero èl, torciendo el cuerpo, cambió la orientación y nos dio la espalda.
Pos vaya.
Pos ke bien.
Pedimos unas copas y yo, sin poderlo evitar, de una manera involuntariamente insistente, clavé la mirada en su nuca.
Cuello de toro.
Como imágenes espasmódicas se me cruzaban espejismos de su cuello apretado por mis manos, su cuello con mi boca, su cuello entre mis brazos, su cuello recorrido por mi lengua. Era una columna de carne ke vibraba, un tambor de músculos, venas y nervios, un ser vivo autónomo ke respiraba y parecía tener vida propia.
Está claro ke así deberían ser todos los cuellos.
Menudo cuello de toro, pensé yo.
Voló el tiempo mirando ese cuello, haciendo de mis pupilas, dedos. Cuando pedía una cerveza, cuando se acercaba al baño, ni por ekivocación me miraba a mí, así ke observar de cerca semejante cuello era mi única posibilidad, lo más cerca ke iba a estar de disfrutarlo, el único privilegio al ke sería invitado.
Sí, era muy mi tipo, de esos tipos ke piensas ke nunca vas a alcanzar porke no te los mereces, no están al nivel del traje ke tu imaginación ha diseñado, ni tú estás a su altura ni por una ekivocación casual del destino. Con su cuello me debería conformar. O no, mierda, o no.
Ese es mi problema, ke nunca me conformo.
Más copas, entró más gente. Nosotros hartos de estar de pie en la barra, mecidos por el alcohol, cambiamos de sitio buscando unos taburetes . Y entonces lo tuve de frente, de tú a tú separados por un humo danzarín y las luces de colores ke parpadeaban, sólo unos metros y mis manos podrían tornear su cuello, agarrarme a él como una tabla con la ke salvarse de un mundo gris lleno de hombres grises ke visten cuello gris.

La imaginación se inventó para salvarnos de la realidad, está claro.

Pensé ke mi imaginación me salvaba cuando creí ver ke cuello de toro, levantando la vista ( Por fin) me miraba a mí, en concreto; de todos los tíos de la sala, sólo a mí.
El corazón me dio una patada en el esternón.
Peromiratúpordonde, en ese momento, un tío se le acerca y se pone a hablar con él. Mecachis.
Ke oportuno.
Estaban verdes, dijo la zorra.
Bah, ni lo intento, pensé yo.
Así ke cuando P. me dijo “Vuelvo del aseo y nos vamos?, no encontré razones para negarme.
Y entonces me miró.
Cuello de toro me volvió a mirar, esta vez sin lugar a dudas.
Clara y descaradamente mientras el otro parecía kerer ligárselo, él me miró.
Un pepinazo de pupilas en toda la línea de flotación.
Cambié de opinión. Nos kedamos, le dije a P mientras me observaba sin comprender, hasta ke le dije “Me está mirando?, porke efectivamente, me siguió mirando.? ¿ Y por ké no le entras??, me preguntó él, “Porke con mi puta suerte, seguro ke es de Madrid o tiene novio?.
Al intentar kitarse de encima al tío plasta , sus gestos, su arkeo de cejas, sus ojos cómplices como diciendo sálvame, consiguieron ke todavía me gustase más, porke lo hacían, de alguna manera, más humano, cercano y accesible. No sólo era muy mi tipo; había algo más, una luz infantil y tierna en su rostro, un punto ke me desataba los nudos emocionales desde dentro como si fuesen seda , y eso significaba ke no me conformaría con un polvo convencional, con un akí te follo akí te mato; supe en ese momento ké, o me daba algo más o no me valdría .

Al poco, cuando P me insistió para ke nos fuéramos, kise hacer un último intento por no decirme a mí mismo ke no lo había intentado, mientras mis neuronas me espoleaban chistosas “Ke iluso; te va a decir ke no, a ver ke te crees; ese tipo de cosas buenas a ti no te pasan.?
Está claro ke el éxito en conseguir lo ke se kiere se inventó para los ke no dudan.
Saké valor y sangre fría del montón de cubatas ke me había ventilado para acercarme a la barra y susurrarle al oído, con palabras torpes y atropelladas:
“Oye, yo me voy ya, pero si mañana te apetece, te doy mi número de teléfono y kedamos para lo ke kieras?.
Hubo unos segundos terribles en los ke me inspeccionó como si fuese a darme una hostia. Y como se kedó callado, pensé ke mis neuronas tenían, de nuevo, razón, así ke me dispuse a irme dando la vuelta con rostro de circunstancias. Ke no se diga ke no lo he intentao, fue entonces mi pensamiento-placebo.
Sin embargo, ocurrió lo inesperado: me cogió del hombro.
Si no me hubiese cogido del hombro, aquella noche mi vida seguiría por su aburrido camino gris lleno de hombres grises ke visten un cuello gris.
Si no me hubiese cogido del hombro, los astros y el tiempo no se habrían detenido.
Si no me hubiese cogido del hombro, el curso de las cosas hubiese seguido su rumbo inane y rutinario.
Si no lo hubiese hecho, hoy no estaría akí, contándolo.
Pero me tocó, y eso lo cambia todo.
Y al volverme descubrí una sonrisa amable en su rostro, un gesto ke iluminó el bar.
Y el tiempo, los astros y las cosas cambiaron su devenir monótono.
Y ya nada fue igual cuando me dijo “ Ke bien ke hayas venido. Eggg ke el pesado este me estaba hartando ya ¿ No te puedes kedar un rato más ??
“Poco tiempo?, le contesté, “ Mi amigo kiere irse…..¿Eres de Madrid?? pregunté después, y por supuesto su respuesta fue afirmativa, además de decirme “Mi novio y yo tenemos una casa akí….Bueno, es de mis padres, pero ellos apenas vienen…?
Sonó la música del fracaso típica de los dibujos animados, un jarro de agua gélida y virtual me cayó de golpe, y el mundo volvió a ser en blanco y negro.
Pos ke bien.
Me odio cuando acierto.

Si ya sabía yo ke no podía ser posible…. Se me kedó una cara de tonto ke pa ké y por eso seguramente, aclaró:
“Mi novio regresó a Madrid hoy, porke tenía ke trabajar, pero yo me kedo unos días más”

Aunke ya le había dado el papel con mi teléfono , hice amago de irme antes de batir un nuevo record de ridículo.
Y es ke sin duda ke el ridículo se inventó para los ke no tenemos límite, ke de alguna forma se nos tiene ke frenar.
Pero me detuvo para decirme “Seguro ke te llamo?
Ja.
Si cada vez ke un tío me dijera ke me va a llamar y no lo hace, se apagara una estrella, el cielo por la noche sería completamente negro.
De vuelta hice kilómetros de resignación, asumiendo el destino ( gris) ke me ha tocado. No obstante, al llegar a casa, en mi móvil había un mensaje:
“ ¿ Ké te parece si me recoges mañana después de la comida y me enseñas alguna playa chula ke tú conozcas?? Nudista, si puede ser….?
Sí, sí, S?.
En ese justo instante, el tiempo, los astros y mi percepción de la realidad se pararon y todavía no han vuelto a su anterior estado. Se kedaron clavados en akel momento mientras tiraba mis convicciones a la basura sin atisbo de precaución. ¿ Madrid?
¿ Novio? ¿ Imposible?¿ Dolor a posteriori ? A la mierda todo. A la mierda mis neuronas. A la mierda mi corazón.
El amour fou se inventó para los ke no tienen miedo.
Todo el mundo lo sabe.

( Continuará)

18 comentarios para “FUEGOS ARTIFICIALES”

  • De no dar crédito:

    Se dice “Hubo unos segundos terribles”. Y luego vas de cultureta…

  • adefesio:

    Me limitaré a extraer las principales puñaladas al corazón:

    1.- “porke se nos negó la posibilidad de creer en un futuro más allá, de ver ke sucede al cabo de los años . No fue una renuncia heroica, ke coño; fue pura resignación.”…. La primera en la frente.

    2.- “cruising de emergencia vital ( un mes sin echarme na a la boca!)”… Dios mío, un mes… toda una eternidad. Ay, qué me meooo.

    3.- “la manga ancha con la ke me manejo últimamente me hace parecer una ONG pro necesitados de follar”…. ¿Dónde hay que apuntarse?

    4.- “Sí, era muy mi tipo, de esos tipos ke piensas ke nunca vas a alcanzar porke no te los mereces, no están al nivel del traje ke tu imaginación ha diseñado, ni tú estás a su altura ni por una ekivocación casual del destino.”…. Esto me suena de algo…

    5.- “sólo unos metros y mis manos podrían tornear su cuello, agarrarme a él como una tabla con la ke salvarse de un mundo gris lleno de hombres grises ke visten cuello gris.”…….

    6.- “hice amago de irme antes de batir un nuevo record de ridículo…” Eso tendría que haber hecho yo.

    Si es que llevo hoy un díaaaa…..

    Buen finde

  • ¿Se lo he dicho alguna vez? Me encanta cómo escribe, cómo es capaz de volcar un camión de sentimientos sobre la carretera de una historia. De verdad que eso le hace a usted muy especial. Espero que la continuación del amour fou venga llena de la mejor y más alegre pirotecnia posible. Un beso

  • Casiná:

    Hay que ver con qué facilidad nos hace usted meternos en su vida, o en su historia…..o en la historia de su vida. Es increible como lanza usted un puente en el que nos vemos de pronto cruzando a lado de las sensaciones, de las emociones, de los sentimientos………joer!!!.

    Es paradójico como en un mundo en el que todo eso es sensiblería barata y mariconadas, y donde la cotidianeidad, si no mata, sí que amordaza ese torbellino de sentimientos, es usted capaz de darnos la vuelta como a un calcetín y hacernos enfrentar ese otro yo, oculto al mundo, incluso a nosotros mismos, de tal forma que parece que estamos viviendo en primera persona el relato.

    Es usted la leche…….esperemos a la segunda entrega, algunas frases son históricas y comaprto con el sr. adefesio su apreciación de las “puñaladas”, muy bueno.

  • ohm:

    joder…
    no se puede estar más a favor de estas entradas

    y ahora nos queda que esperar. qué ganas ya

  • Meg:

    Ains, qué chulo lo cuenta usted, seguro que P. diría que no es para tanto, pero tiene tan buen savoir faire en esto de contarnos las cosas, que no sé porqué no se lanza en serio y escribe algo y lo manda al Planeta o al Nadal o a una editorial (la Regional no, que es muy PPra) y espera a ver si le gusta a la gente tanto como a nosotros.

  • Yo no creo en el amour fou.
    Solo creo en la sinceridad.
    Me encanta esta entrada, espero la segunda parte ansiosa.

  • Elena:

    Uf…qué pasada…y qué impaciencia para saber la continuación!!! Egg que me como las uñas!!!

  • Sra. Amparo:

    Sólo puedo decir… que estoy deseando leer la segunda parte!!! y qué bien expresa muchos sentimientos! Por cierto, aunque diste de este post un rato largo, no sabe lo que me reí con lo de los alquileres…

  • Hasta el momento la definición del amour fou es perfecta, aunque para acbar de saber hemos de esperar……., estas entradas por entregas !!!!

  • esos cuelgues instantáneos vistos con perspectivas resultan entre ridículos e inocentes. pero se pasa tan bien…

  • SUPAKI:

    “¡Qué pedazo pescuezo!” dijo P

  • sindri_:

    Qué bien se lee esta maravilla, mi enhorabuena una vez más.

    Seguramente leeré también la continuación, pero ahora mismo, casi preferiría quedarme con esta sensación, con esta promesa de felicidad breve que se adivina. Porque intuyo que algo va a ir mal, no sé…

  • Ake:

    El amor es como la lotería, nunca se sabe cuándo te va a tocar. Eso sí, cuando llegan los millones hay que cogerlos, agarrarlos bien fuerte y no hacer el idiota, porque nunca se sabe si te volverá a tocar.

  • Hm:

    Mmmm… ansioso por esa segunda parte…

  • Nyc:

    Sólo por poder leer esta entrada ha merecido la pena el larguísimo paréntesis del verano.

    Como alguien dijo alguna vez, el amor es eterno mientras dura, aunque sea sólo un instante, y si se vive con la intensidad que se adivina en su relato, la huella que deja es profunda.

    Me sumo a la moción de la Srta Meg, estas cosas hay que verlas publicadas, que son un lujo muy grande

  • Carlos B:

    Egg que me vuelve fou. Lo bueno de no tener ordenador el finde es que ahora tengo dos seguidos para leer. Bieeeen.

  • Carlos B:

    Egg que me vuelve fou. Muy bien “comme d’habitude”. Además como voy atrasado ahora tengo dos para leer. Bieeeen.

Deja un comentario