TOP 10 DE COSAS IMPORTANTES QUE HEMOS HECHO PARA QUE DE IGUAL QUE EL MUNDO SE ACABE

Y sin comerlo ni beberlo, llegamos al último post del año, de la historia y del mundo, porque por si no lo sabían, se acabó lo que se daba y nos quedan pocas horicas pa irnos a la mierda. Aquí ya nos tomaremos una vacas que pretendíamos que fueran de tres semanicas, pero cualquiera sabe. Como es habitual, nos saltaremoslas vacas pa alguna sorpresilla que por aquí saldrá sin previo aviso.


Y para acabar, queremos cambiar el tono de chufa de la últimas semanas y ponernos un pelín más profundos, DDLQC, claro, abusando de lo moña y de las palabras grandilocuentes, celebrando que a estas alturas de nuestra existencia, increíblemente y frente a todo pronóstico adverso, estamos relativamente satisfechos con lo que nos ha tocado vivir.

10 COSAS IMPORTANTES QUE HEMOS HECHO PARA QUE ME DE IGUAL EL FIN DEL MUNDO.

1. Ver en directo a Erasure en Londres.
Aquello no saben lo que costó, porque eramos muy jovenes, teníamos poco dinero y poner de acuerdo a toda la redacción costó horrores, pero viendo que si nos descuidábamos se retiraban sin haberlos visto, hicimos gala de nuestras mejores mañas que van desde los chantajes a las amenazas y al final la gente accedió porque no había más cojones. Pero claro, la responsabilidad era mucha…¿Y si luego eran penosos en un escenario? ¿Y si las cosas salían mal? Craso error. Fue un concierto M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O; ellos estuvieron taaan bien y el público se entregó tantísimo que la experiencia solo podemos definirla como irrepetible, porque fue algo más, un punto simbólico que con el tiempo se ha ido haciendo más grande. Fue, sin saberlo, el fin de una época que ya nunca volverá, el adios a los años jovenes sin responsabilidades, de noches interminables llenas de aventuras, música electrónica, desparrames y disparates. Fue también la celebración de una amistad que dura décadas, siempre acompañados como música de fondo por la que han hecho este par de músicos que son, ni más ni menos, nuestros favoritos en el mundo mundial y los que más nos han acompañado. Londres además, fue una ciudad generosa que en tres días nos lo dio todo, de día y de noche, en sus parques, en sus pubs, en sus afters y en sus museos.

2. Probarlo todo en el sexo.
Ahora ya estamos bastante más calmaos, pero…¿Saben? No nos arrepentimos para nada de nuestra ajetreada y complicadilla vida sexual. Genial que nos educaran ( puede que sin darse cuenta) sin tabues, sin complejos y sin cortapisas morales pa disfrutar de uno de los pocos placeres por los que aún no hay que pagar en toda su extensión, versiones, posibilidades y casuistica. Si la naturaleza humana nos da una curiosidad infinita, podríamos decir que en la follisca la hemos satisfecho pero totalmente y nos hemos dado cuenta de que sí, de que es imposible encontrar a nadie que sea igual a otro en la cama y eso lo convierte en el acto, seguramente, más fascinante del que es capaz cualquier persona humana. Y que quieren que les digamos…Es posible que en el fin del mundo, cuando todo acabe, nos acordemos de aquella noche en Buenos Aires, de aquella locura despues de un concierto de Fangoria, de esa parejita que casi nos adopta, de aquel chulazo con el que estuvimos diciendo todo el rato…¡¡No puede ser que este chulazo esté aquí conmigo!!

3. Conocer a nuestros abuelos
No hay día que no los echemos de menos tanto tiempo después. Sí, seguramente todos tuvimos un familiar que nos quiso mucho y al que recordamos siempre, pero nosotros hoy nos queríamos acordar de ellos precisamente porque no están y porque cuanto más tiempo pasa, más nos damos cuenta que tuvimos la suerte de disfrutar de dos seres excepcionales sin comparación posible, porque sí, comparamos con los familiares que aguanta otra gente o con lo que nos vamos encontrando y no, no hay tutía. Nunca hemos encontrao a nadie que nos quiera igual, sin cortapisas ni der una manera tan abrumadora ni respetuosa. Si sólo hubiera una razón para que el fin del mundo llegue y nos de igual, seria haber sido destinatarios de un cariño tan grande, tan inmenso y tan bonico. Pero si el fin del mundo no llega ya, mientras que estemos vivos, nos seguiremos acordando todos los días de nuestra vida que gracias a ellos dejó de ser una vida común y se hizo excepcional.

4. Viajar a Italia.
Ponemos Italia como podíamos haber puesto otro país, así, en general, hablando de viajes, pero si nos acordamos de Italia es porque precisamente allí es donde se puede constatar la grandeza del ser humano en su busqueda eterna de la belleza. Detrás de esta frase tan pedante que hasta a nosotros nos ha dao ambustia, lo que hay es un asombro en general por el ser humano, tan capaz de lo peor, pero sin duda, también de lo mejor, y miren, si tuvieramos que salvar algo del legado del ser humano sobre la faz de La Tierra antes del fin del mundo, sería el ARTE, con mayúsculas. Además, si hay un país donde el arte se palpe de esa manera tan grande, tan directa y con tal nivel de calidad es Italia, sea Roma, Florencia o Venecia Pero en este parrafo también podríamos escribir otros grandísimos momentos donde en un viaje se han dado las circunstancias precisas para que todo parezca, perfecto y en su sitio, pero eso, amiwes, va a quedar para otra entrada en exclusiva.

5.El disfrute con la lectura
Por mucho que se disfruten con otros estímulos como la música, el cine o el arte, pa nosotros los libros no tienen comparación posible; seguramente porque necesitan de más implicación intelectual , los libros provocan que cuando te atrapen, ya no te suelten nunca más. De hecho, ese justo momento en que despues de unas páginas notas que las letras te agarran por el cuello y ya no te van a soltar por muchos años que pase, es uno de los más placenteros del mundo. Curiosamente, cuando se llega al final se produce el efecto contrario; se lee más lento y las hojas se pasan muy poco a poco por retardar el final de un placer que no se puede sustituir por nada. Gracias a la lectura, no necesitamos una máquina del tiempo, ni una nave espacial, ni un teletransportador porque tenemos la sensación de haber estado en todos sitios y en todas las épocas. Nunca nunca nunca por muchas cosas que pasen olvidaremos la sensación tan indescriptible de acabar La historia interminable, Crimen y castigo, El lenguaje perdido de las gruas, Los hijos muertos, Nubosidad variable, Anna Karenina, El hombre que se enamoró de la luna, El corazón helado y tantos y tantos otros. Gracias a los libros nos sentimos menos solos, interpretamos mejor la vida y sobre todo, algo que nos parece una ventaja gigantesca sobre los que desprecian los libros con desdén; nosotros, en la puta vida nos hemos aburrido si teníamos un libro al lado; a ver si ellos pueden decir lo mismo.

6. Aquella sobremesa con vino que duró horas
Podríamos hablar de grandes viajes, de pequeñas victorias profesionales, de algunos hitos vitales que conseguimos superar, todo lleno de una grandeza que por mucho que lo intentemos, siempre parecerá hueca, pero lo más increíble del mundo y de la vida es que muchas veces, sin habernos movido de la redacción, sin haber cambiado de sitio ni de gente, rodeados de amigos y con una buena botella de vino al lado, hemos descubierto que muchas veces el prodigio es tan fácil de conseguir como esquivo. Aquí también valdrían las fiestas que duraron varios días, esa vez que de cervezas un sabado se convirtió en domingo, aquella boda tan especial o ese cumple que se presumía aburrido y se convirtió en fiestón increíble. No podríamos nombra uno en concreto porque han sido muchos los momentazos, y eso es una sensación que no nos va quitar ninguna catastrofe apocalíptica.

7. Enamorarse
Uno piensa que son cosas de las películas, que nunca te tocara a ti, que es imposible que puedas encontrar a alguien que encaje y va un día y ocurre, y te da la impresión de que la canciones, las películas, las poesías y los libros que hablan de amor, se quedaron muy cortos. El hueco en el pecho, el morirse por una llamada, enredarse en la ternura durante horas, la pasión sin medida en el sexo, los cuerpos que se encajan como si hubiesen sido construídos de una pieza…En el amor, los tópicos que se cumplen hasta la última coma, nunca están de más, nunca están a la altura. Pero lo increíble no es que haya ocurrido, es que encima, pese a los errores y los fracasos…¡¡Aún hemos tenido una nueva oportunidad!! Y sin desmerecer a los que antes fueron, que encima tenemos la sensación de que esta es la vez que mejor; desde la ternura a la pasión pasando por la sensación de magia y milagro, pocas cosas le dan tanto sentido a que se acabe el mundo hoy mismo y que no importe, como el estar enamorado.


8.Disfrutar del trabajo.

Los chinos dicen que si encuentras un trabajo que te guste, ya no volverás a trabajar nunca más y no podemos estar más de acuerdo. A ello se suma que durante un tiempo nuestro currele era lo que más odiábamos en el mundo porque no encontrábamos la manera, no sabíamos cual era el camino laboral de la satisfacción. Pero un día llegó y nada puede parecerse a semejante suerte; un trabajo que nos ha hecho descubrir a un montón de gente increíble, viajar como locos, patearse el Planeta Murciano hasta conocerlo como la palma de la mano, aprender lo que no está escrito y encima ayudar a los que hemos podido, dentro de lo que cabe, a que alguna peña sea más feliz. Ricos no nos hemos hecho, pero no nos cambiamos por nadie del mundo porque si esto no es una suertaza, apaga y vamonos.

Y aquí dejamos nuestro post inacabado pa que ustedes lo completen siendo lo más optimistas y positivos que sean capaces, porque con el año que viene tan negro que nos espera, vamos a necesitar fuerzas buenrollistas a toneladas.
Les deseamos unas felices fiestas y vacaciones si las tuvieran. Les deseamos que sean muy felices y que lo pasen genial, que aquí estaremos esperándoles para hacerles más llevadero el 2013 si es menester.

16 comentarios para “TOP 10 DE COSAS IMPORTANTES QUE HEMOS HECHO PARA QUE DE IGUAL QUE EL MUNDO SE ACABE”

  • Entrevistar a Carmen Maura y cantar No Cambié en un Karaoke con la voz de Tamara y Leonardo según según correspondiese, por ejemplo

  • Antes de nada, ¡Felices fiestas y buen descanso! Voy a continuar la lista con un poco de peloteo:

    9. Leer Planeta Murciano. Porque me ha hecho entreenida la espera de este Fin del Mundo!

  • crunchis:

    me muero de la envidia!!!

    bueno, al menos, aunque tarde, he tirado por la lectura, ahora estoy con Marcel Proust, que aunque pijo redomado, a veces te describe unos “cuadros” flipantes.

    yo me hallo ahora en una fase en que me vienen sólo buenos recuerdos de cuando era niño, qué le vamos a hacer…., porque del amor, lo siento, pero me pasa como a Camilo Sesto.

  • Mr Grieves:

    Has visto? Al final he sido bueno y me he dado de alta!! Yo me doy por satisfecho por muchísimas cosas y que paso enumerar sin orden de importancia:

    * ser padre de forma indirecta y haber podido criar a una niña hasta los 7 años ha sido probablemente la mejor experiencia de toda mi vida….
    * conocer a los Pixies y que fuesen una gente estupenda
    * tener la pareja que tengo…
    * disfrutar tantísimo de la música
    * tener unos amigos estupendos
    *y así podría seguir hasta mañana…anda no que se acaba el mundo!!

  • Meg:

    Al hilo de lo que dices, yo comento mis propios momentos estelares, sin determinar cuál es el mejor.

    1. Asistir a los conciertos de Bryan Adams en San Javier, allá por el año 96 ó 97, de Crowded House en Murcia (¡¡Crowded House en Murcia!!) hace ya 4 años, de US3 en La Mar de Músicas y de Vetusta Morla con la Orquesta Sinfónica de Murcia.
    2. Ir a todos los conciertos a los que he podido de M-Clan, nunca me han decepcionado, siempre han sido buenos conciertos.
    3. Viajar a Grecia y, allí, hacerme amiga del Sr. Skyzos, el mejor amigo que jamás pueda tener. Uno de los mejores viajes de mi vida.
    4. Descubrir Internet y las posibilidades que ofrece de comunicación y amistad. Hacer amigos por Internet, que me inviten a fiestas, a estancias, a partidos de baloncesto, etc., todo gracias a Internet y lo que ofrece.
    5. Conocer en persona a Nacho Azofra, jugador de baloncesto (feíto, pero atractivo), pasear con él por la capital del Planeta Murciano, enseñarle los pequeños rincones de la ciudad. Correlativamente, ver un partido de baloncesto en la cancha del Estudiantes de Baloncesto de Madrid, con la Demencia (su afición) a tope.
    6. Montar mi propio despacho profesional como abogada. Vivir (o intentarlo) de mi trabajo.
    7. Conocer a Mr. Osako. Vivir con él. Casarme con él.
    8. Hacer turismo rural, visitando lugares de una belleza enorme, a sólo unas horas de mi casa.
    9. Las innumerables reuniones alrededor de una mesa con mis amigos: fines de semana en la playa, en casas rurales, en casas de amigos o la mía…
    10. Celebrar una magnífica boda por todo lo alto. Vestirme de novia y sentirme la persona más importante del mundo. Disfrutar de la mejor fiesta a la que he asistido jamás, terminarla con las mejores personas del mundo: Mr. Osako, mis hermanos y mis mejores amigos.
    11. Viajar a Egipto. El otro mejor viaje de mi vida. Descubrir la grandeza de un pasado histórico alucinante. Emocionarme con un amanecer en el desierto, extasiarme con las puestas de sol en el Nilo. Ver la momia de Ramsés II y de Hatshepsut. Ver las esculturas de Akhenatón. Ver el tesoro de Tutankamón. Ver las pirámides (con niebla, sin niebla, de noche).

  • Conocer a los chicos de Planeta Murciano. Nunca olvidaré aquella fiesta huertana…

    Y visitar Japón.

    Que se acabe el mundo ya!

  • Lobomatico:

    2. ¡Ja!
    4. Italia es la hostia, lástima que esté llena de italianos.
    5. ¿Cuándo va usted a dejar las novelitas?

    Lo mejor que he hecho en la vida es encontrarme con las/os que me siguen aguantando (¡eso y ganar la liga de mi pueblo, naturalmente!)

  • Qué envidia y a la vez qué depre al leer la 2 y la 7. Con respecto a ésta, en mi caso, a mis 40, creo que sus temores iniciales se van a hacer realidad en mi persona. Y de la 2 mejor ni hablar. Me remito a la película.

    Pero vale, seamos positivos: coincido con Ud. en la 5, la 6 y la 8.

    Lo más positivo de mi vida, sin duda, la familia y los amigos. En este último campo he tenido la gran suerte de encontrarme con personas verdaderamente excepcionales.

    Y obviamente coincido con el Sr. Sufur en la 9, y me encantaría que se cumpliese lo que menciona el Sr. Tornado… Pero siendo realista, casi mejor que no, no vaya a reabrirse la herida.

    Disfrute de la desconexión. Yo también me despido (si me dejan en el curro) hasta el año que viene… ¿Qué nos deparará?

  • casiná:

    Felices días, que disfruten de un merecido descanso y hasta muy pronto con fuerzas renovadas. Besos……..

  • Chef:

    Qué bonico.
    Yo no lo he probado todo en el sexo (snif).

  • ¡Qué bonica entrada!! Es usted excepcional y agradezco enormemente su capacidad para emocionarme.
    9- Viajar a donde sea y conocer a gente en esos sitios. Gracias a mi trabajo, en una época que ya se acaba, viaje mucho y aprendí mucho. Eso por lo menos no podrán quitarmelo :) Ya lo llevo dentro.
    10- Amar. Después de enamorarse viene el amor y ahí es donde realmente tienes que demostrar tu entrega, yo creo que lo hago y me siento muy orgulloso de ello,”Asi que pasen cien años”.
    Besos y disfruten del aire que respiran y de aquellos con quien lo comparten.

  • crunchis:

    ahora me arrepiento de mi comentario
    despues de leer cosas que dejan huella, yo también intentaré hacer memoria:

    1. es maravilloso abrir la puerta del baño, y que un tío político tuyo esté cagando, y tú muerto de la vergüenza cierres la puerta, y ya no abras la boca en toda la tarde, pero la maravilla es tener una prima que te dice: “no seas tonto, quítale hierro, porque cagar es de lo más normal, así que no te avegüences de haber visto al tío cagando”, y fue una lección muy bonita, que me ayudó a rebajar una buena dosis de pudor.

    2. descubrir preservativos en la mesita de noche de tus padres, es maravilloso comprobar que tus padres siguen queriéndose pese a todo, y pese a muchos años de convivencia.

    3. que bonito fue ese momento en que estaba jodidisimo haciendo fotocopias, cosa que odio, y se acerca un compañero, y me dijo: “deja, chiqui, que ya lo hago yo”, es maravilloso que sigan llamándote chiqui con 40 añazos.

    si me acuerdo de algo más, lo retomaré.

  • axo:

    Conocer a esa persona q me hace volar x ondas concentricas en el tiempo…
    Gracias x existir, encontrarnos y compartir nuestras sendas.

  • Descubrir, vivir, emocionarse en Florencia y saber que nada volvería a ser lo mismo.
    Crecer y abandonar la inocencia en Londres.

  • Cova:

    Estimados señores del Planeta, pasen ustedes unas estupendas fiestas y entren con buen pulso al nuevo año!

Deja un comentario