RICHARD BLANCO Y LA HOMOFOBIA

No queremos hablar na SOBRE el tema que les reconcome a ustedes y nusotros, que no es plan de saturar al personal y mola que esto sea una isla donde descansar de la puta realidá españiiiiiola. Queremos hacer una entrada cortica, pa no liarnos ni liarles muncho y que saquen unos minuticos pa que lean un artículo de Richard Blanco. ¿Qué quién es ese güen señor? Poeta poco conocido por estas tierras ( nusotros endeluego no nos hemos leído na de él ni teníamos noticias suyas hasta ahora) encargado de leer un poema (“One Today“) de investidura de Obama. Oklahoma State Cowboys richard_blanco_first_hispanic_gay_poet_inaugural Gracias a ello, oye, el güeno de Richard ha tenido proyección internacional y de unos días a esta parte hemos podido leer angunos de sus artículos, y vaya, menudo sorpresón. Chicago Cubs World Series Champions Jersey El que más nos interesa es uno titulado ELLA ME HIZO HOMBRE, y está, miratúpordonde, dedicado a su agüela…¿Se trata de una mujer de amor infinito por su nieto mariquita? ¿Se trata de una de esas señoras que se dejó la piel por su familia? ¿Una de esas féminas adelantada a su tiempo que protegió la naturaleza homosexual de su nieto? Pos no, ni muncho menos. Pero no les queremos resumir na, sino que lo lean por ustedes mismos porque el artículo es maravilloso a la par que duro a la par que muy esperanzador. Parece imposible mezclar esos tres ingredientes pero Richard lo consigue, vaya si lo consigue. adidas ultra boost hombre ELLA ME HIZO HOMBRE Y si lo han leído, sólo si lo han leído, entenderán porque hoy queremos dedicarle este post y el recuerdo a aquellos que cuando ustedes eran chavalines o chavalinas, les hicieron la vida imposible. air max 90 pas cher El artículo se centra en la homofobia, pero vayamos más allá; si ustedes fueron entrados en carnes, si llevaron gafas o zapatos ortopédicos, si su padre trabajaba en una funeraria y se rieron de ustedes, merece que lo recuerden aquí y ojo, no se trata de hacernos las víctimas, sino de tener memoria y recordar que ellos, sin saberlo, nos hicieron fuertes. Ryan Kerrigan Redskins Jerseys Y nosotros estamos aquí, vivos y coleando, y ellos, muertos de asco Nosotros queremos acordarnos especialmente de…

  • NIKE KOBE 11
  • Antonio José, un tiarron que siempre iba rodeado de tías y que se permitía el lujo de humillarnos siempre, sin descanso, a cada hora, en cualquier sitio, con una paciencia y una maldad que nos desesperaba y nos hacía llorar hasta el infinito; no había ropa, dibujo, comentario en clase que no convirtiera en chufa general delante de to Cristo…Gracias a él en más de una ocasión casi pensamos en el suicidio…Lo diver fue verlo, veinte años despues, hecho una piltrafa humana, en el ambiente…Que justicia poética, oye… Don Antonio, aquel maestro que ante las chanzas y risas de los veinticuatro compañeros de clase, miraba para otro lado y comentaba que “no era problema suyo”. Nike Sko Nettbutikk De “El lagartija”, un chaval que no podía evitar, siempre que nos veía, darnos una paliza, pero palizas de las de ropa rota, libros desvencijaos y nariz sangrando…Por maricones…Daba igual que fuera domingo, noche o madrugada. Luego ha acabado hinchadísimo, en el paro y con una mujer que parece la bruja del castillo. Hoy da pena verlo por la calle. En el instito, Angel, aquel chaval que se dedicó a llenar tooodos los baños del centro con frases donde nos nombraba y nos insultaba; y aseguramos que eran muchas puertas las que lleno. Un tío que apenas sabía escribir y oye, lo que le cundió el rotulador indeleble.

  • ADIDAS ZX 700
  • Años más tarde, por cosas de la vida, en otro sitio y en otro lugar, lo descubrimos como político de izquierda y pretendiendo ser nuestro amigo de buen rollete…No hijo no…Antes la muerte… carpe asics running cumulus Habría más, muchos más, giñapos anónimos que nos hicieron merecedores de sus hostias y sus risas, de sus humillaciones y sus lapidaciones ( y esto, amiguitos, es LITERAL), pero tampoco queremos hacernos sangre. ¿Su recuerdo? Dedicado a Jadin Bell, un chico de quince años que no pudo contarlo.

    38 comentarios para “RICHARD BLANCO Y LA HOMOFOBIA”

    • Un chaval, del que no me acuerdo de su nombre, que me pegaba donde vivía mi abuela materna, por ser maricón… y luego encontrármelo embutido en lycra hecho una locaz las primeras veces que salí por el ambiente.

      Que tu mejor amigo del colegio y un tercero se dediquen en octavo a dejarte de bujarra para arriba y que ahora uno esté desahuciado y el otro haya tenido que comulgar con ruedas de molino porque dejó embarazada a su novia que es medio familia mía.

    • mm:

      Y luego dicen que no existe el karma…

      • axo:

        Claro que existe el karma y suputamadre…pero tb hay que ser objetivos y realistas y saber que todo eso es PASADO

        • axo:

          y no dejarse atrapar x el subconciente …..
          eran cosas de niños, que valen, influyen en tu personalidad actual, pero tp puedes refugiarte en esas cicatrices toda tu vida y saber perdonar…kien sabe si se encuentra al mas puto xonki de tu clase del 69..pero aver…ahora ya somos adultos y podemos conversar y racionalizar las cosas….antes constaba mas….y sí,,,,si despues de un saludo hay que mandar educadamente a la mierda a mas de uno o dos…xq n???…pero…
          resumiendo…que bastante esta jodio ya el pais y lo que nos keda x jodernos cn la puta crisis y demas…y dejarnos de tonterias y jodernos entre nosotros lo justico y esto lo digo pal dia a dia con tu madre, padre, hermanos, primos, cuñaos , parejas e incluso tu vecino del 4º o a ese gilipollas q t cruzas x la calle sin conocer de nada….solamente…y en mi opion regalarle la MEJOR DE VUESTRAS SONRISAS!…xq en tiempos de CRISIS

          • axo:

            Perdonar pero el ordenata le da al intro solo….EN TIEMPO DE CRISIS, UNA SONRISA ES EL MEJOR ACTO REVOLUCIONARIO…y cnd digo CRISIS, No digo solo economica, sino en todos sus posibles campos…

            • mm:

              Claro que hay que echarle alegría en estos tiempos a la vida; nosotros intentamos hacerlo aquí casi todos los días, pero mire, este problema no ha cambiado aún; aún se suicidan chavales, aún hay acoso en los institutos, y no hablar de ello es una manera de esconderlo y oye, como que no. Esta es una manera de gritar…NUNCA MAIS.

            • axo:

              …Ya era de noche cuando ella acabó de hablar. Los 2 se quedaron mirando a la luna que nacia:
              - Muchas cosas de las que me has dicho se contradicen entre sí- dijo él.
              Ella se levantó y contestó:
              - Adiós…Tu sabías que las campanas del fondo del Mar no eran una leyenda, pero sólo fuiste capaz de escuharlas cuando percibiste que el viento, las gaviotas, el rumor de las hojas de las palmeras, todo aquello formaba parte del tañido de las campanas…
              De la misma manera, el hombre sabe q todo lo q le rodea, sus victorias, sus derrotas, su entusiamo y su desanimo forma parte de su buen combate…y nunca procura ser coherente, sino ir poco a poco aprendiendo a vivir con sus contradiciones.
              – Quien eres?-preguntó.
              Per la mujer se alejaba caminando sobre las olas en dirección hacia la Luna naciente…

    • Meg:

      Ains, debo decir que nunca he tenido la mala suerte de tener un acusica detrás de mi. Si acaso, me llamaban rara en el instituto porque llevaba bolso (me robaron una vez el monedero con 200 pesetas y, lo peor, el bonobús recién comprado y ya no me fiaba de nadie).
      Los insultos de jirafa, rascacielos, gorda, tetona y demás del colegio se acababan pronto, porque a más de uno le solté un sopapo (y luego fui yo la castigada).

      Debo añadir que mi familia es un poco peculiar. De hecho, tengo un primo que es de raza negra y una prima que es magrebí (hermanos y adoptados). Quizá por ver gente distinta a mi alrededor no fui abusona ni señalona (o esa percepción tengo de mi). De hecho, soy amiga del Sr. Skyzos desde los 15 años y, a pesar de las numerosas peleas que hemos tenido a lo largo de 20 años (¡¡20 años, nene!!), sigue siendo mi mejor amigo.

    • Abby:

      Buffff, no me gusta este tema. Tuve una infancia muy jodida en el colegio y sí, yo fui también de los que pensó en el suicidio. Y sé que muchas de las tonterías que tengo en la cabeza vienen por eso y nunca les he puesto remedio. Recuerdo que hace un par de años se hizo una cena de ex compañeros y obviamente no fui. Me encantaría pensar que toda esa gente está jodida, pero probablemente muchos han llegado más lejos que yo y están más delgados.
      Cuando la gente hablar de echar de menos la infancia, yo suelo mirar para otro lado.

    • Mis propios amigos se dedicaban a ponerme a parir a mis espaldas. Con el tiempo dejamos de vernos. Hoy no sé nada de ellos. Uno me llamó a ver si nos veíamos, no le devolví la llamada. Otro mandó a una conocida común a que me dijera que se había portado mal. No news. En la reunión de antiguos alumnos no apareció nadie de mi grupito (no los muy amigos ni los menos amigos) así que yo tan pancho oiga.

    • Yo sólo sufrí algo por ser el niño de las buenas notas, y por ese motivo sí que fui objeto de burlas e intentos de bronca que, afortunadamente, no llegaron a nada. En el instituto fue peor porque yo seguía igual, pero la proporción de malotes aumentó espectacularmente. Por todo eso tengo una parte de mí tan tímida. Pero cuando conseguí librarme de todo eso fue cuando empezó mi cambio a mejor, a como soy ahora mismo, que no me parezco demasiado a aquel niño tímido y calladito. Sigo intentando pasar desapercibido muchas veces, y sigo siendo mejor oyente que parlanchín, pero he mejorado. Y mucho.

      De lo otro, como soy bi y no tengo pluma, y no me he aceptado a mí mismo hasta hace un año, no he tenido problemas. Los he tenido en mi interior, porque quizá por todo ello no conseguí aceptarme hasta los 30. Quizá mi subconsciente no quería añadir otro aliciente a las burlas de los demás. Yo qué sé.

    • El Escriba:

      He intentado acordarme de algunas cosas y parece ser que la mayoría están bloqueadas, pero sí recuerdo:

      En el colegio cuando con 9 años se reían de mí por llevar aparato en los dientes y tener un problema en las caderas. Me llamaban Pato Aparato (aún resuena la canción en mi mente).

      En octavo, en el viaje de fin de curso; me pasé todo el viaje sentado solo en el autobús. Nadie quería sentarse conmigo porque era el mariquita y tenían miedo a que les hiciera algo. Puede parecer una tontería, pero desde ese momento, he procurado asegurarme con antelación de quién iba a sentarse conmigo en el instituto o en otro tipo de viajes para no volver a estar solo.

      Cada vez que Chisco me gritaba ¡Maricón!. Hoy es un pobre desgraciado.

      Recuerdo como, cuando pasaba por el pasillo del instituto, algunos pegaban el culo a la pared porque tenían miedo a que los violara o algo por el estilo.

      Hace poco hicieron una cena del colegio. No fui porque no quería hablar de mi vida, ni quería volver a ver a gente que fue muy muy cruel conmigo. En FB solo conservo a un amigo del colegio que un día me escribió una carta en 7º que aún conservo donde me decía que fuera o no fuera maricón, él me respetaba.

    • Madre de Dios, qué doloroso el tema de hoy, pero se agradece. Mi historia es como la de tantos otros, y vivir en cuenca minera de la montaña en el Norte de España tampoco es que ayude demasiado. Y en aquellos tiempos no estaba muy de moda que digamos la “tolerancia” ni el “gayfriendlismo” (aunque mucho del de ahora siga siendo por no parecer políticamente incorrecto).

      En cualquier caso, después de leer el artículo de Richard Blanco, el mensaje que transmite creo que es todo lo contrario al de esta entrada. El rencor, el alegrarse del mal de quien te hizo daño, es humano e inevitable, pero ni ayuda ni sirve de nada, sólo para añadir sentimientos negativos. Y conste que yo, supongo que como todo el mundo, durante mucho tiempo deseé ver muertos de una muerte horrible a los que me habían hecho la vida imposible, pero en este momento lo relativizo todo. No he perdonado ni olvidado, no soy tan bueno, pero digamos que siento cierta lástima por ellos, una sensación de superioridad moral, de que, al menos por comparación, soy mejor persona.

      Claro que duele que te insulten, te hostien, te ridiculicen y se rían de ti, pero duele más que personas que se hicieron tus amigos y con las que tenías una sintonía y un buen rollo tremendo, que te guardaban un sitio a su lado cuando te veían llegar, de repente, de un día para otro, te dejaran de hablar y de mirar porque sus amigos machotes les habían dicho: “cuidado con ése, ¿no ves que es maricón?”.

      Y prefiero no seguir, que me están viniendo recuerdos muy dolorosos y cuando me enrollo puedo ser terrible, bien lo saben Uds.

    • Krazy-le-Pew:

      Ruby Wax decía y dice aunque no sé sus palabras exactas que lo que somos en el patio del colegio lo somos para el resto de nuestras vidas y cuánta razón tiene. Yo un día me puse a llorar en clase cuando estaba en primero de EGB, la profesora me mandó callar y como no lo hice empezó a llamarme llorica y niña y animar al resto de la clase a hacer lo mismo así que lo siguiente fue tener a 43 niños (por aquel entonces las clases eran más numerosas) coreándome nena y llorica y ya lo fui para el resto de los años. Ahora con 42 años no puedo quejarme pero tuve que venirme a Londres con 29 para sentirme cómodo. La gente que me conoce allí no entienden que me fuera, nunca les he contado que para mi esos 29 años fueron una pesadilla y que apenas tuve momentos cortitos de felicidad. El caso es que ahora mismo tampoco guardo demasiado rencor a nadie en particular, no es que justifique sus comportamientos, pero eran víctimas de sus propias circunstancias. Si alguien viniera a disculparse ahora probablemente les diría que no hay nada que perdonar, pero que sigan su camino que yo el mío seguiré. Por eso no me molesto en tener facebook porque lo último que me gustaría es que aparecieran personajes del pasado, Si no los he necesitado en los últimos 20-30 años tampoco los necesito ahora.

    • crunchis:

      también pasé mi calvario, ya en 2º de EGB la que se supone que era mi mejor compi de colegio me presentaba a sus coleguillas como “sí éste es fulanito, y es mariquita”, y las consiguientes risas; ya en 3º de EGB un cabrón me pregunta si a mí me gustan las mujeres (pero cómo un niño de 3º puede preguntar a otro niño si le gustan las mujeres? o es que acaso ese niño indiscreto y malintencionado ya se hacía pajas con la Interviu?); ya en 4º me dicen que escribo en la pizarra los ejercicios con una letra demasiado redondita y bonita para ser un niño; ya en 5º afortunadamente los “compis” de mi clase parecen aceptarme, pero el problema se traslada a los cabrones de otras clases, y es ahí cuando te das cuenta de que existen seres abyectos que están obsesionados con tu condición, por qué no se meterán en sus asuntos?.

      ay, llega el momento de empezar BUP, y horror, coincides en tu clase con un cabrón de la EGB, y no te queda otro remedio que hacerte amigo del enemigo, y así, siguiendo una especie de estrategia, no te queda otro remedio que hacer de tripas corazón y acercarte a ese ser que tiempo atrás te insultaba, al final, me cogió cierta estima, despues de hacerle yo varios ejercicios de Dibujo Técnico.

      y centrándome en el artículo del poeta cubano, no acabo de ver claro si esa demostración de amor brutal (que llama él) de la abuela hacia el nieto me parece la mejor demostración de amor, quiero creer que si verdaderamente quieres a una persona no caes en esa conducta de la abuela; cierto que quieras proteger a tu nieto, pero no ocasionándole más sufrimiento. Después él, que para eso tiene talento, lo adorna, y dice que quizás tal tormento ha sido fuente de inspiración, pero para mí son demasiados hachazos de su abuela, yo creo que también hay que aprender a “querer” bien.

    • Has abierto la caja de la mierda. Y hasta es bueno.

      Lo del suicidio creo que lo hemos llegado a barajar todos, y en mi caso, lo que no me mató, me hizo más fuerte. Eso sí, mi inseguridad EN CUALQUIER CAMPO creo que viene de ahí.

    • Elena:

      Estoy bastante sobrecogida con lo que estoy leyendo.

      Cualquier tipo de acoso es horroroso. Te pueden acosar por llevar gafas, por ser demasiado alto, demasiado gordo, por tener una madre fea, porque un día llevaste un moco colgando, porque eres pobre y tu ropa es vieja o simplemente porque sí…pero la verdad, yo creo que es mil veces peor que te acosen por maricón.
      En cualquier otra cosa lo más normal es que en casa te arropen, que te ofrezcan un lugar de descanso, pero eso de ser un niño maricón, si es terrible en el colegio, no es menos terrible en casa.
      Salvo honrosas excepciones, es la tónica general que en las propias familias (al menos hasta que maduren que, efectivamente el niño es maricón y lo asuman), este tema se lleve mal, mal, mal.

    • mm:

      Ñores y ñoras; esta vez no vamos a comentar sus comentarios que se comentan solos y además, leyendo lo que estamos leyendo, nos parecería una frivolidad del recopetín, pero, joer, que mañana de ponernos los pelos de punta leyendo lo que estamos leyendo, valga la redundancia.
      Ojalá sirva de algo, aunque sea, al menos, sentirse menos solos.
      Muchas gracias por dejarlo escrito aquí. No tenemos palabras pa agradecérselo, en serio total.
      Los queremos mucho, mucho, mucho.

    • Pues yo no sé cómo me las apañé que acabé juntándome sólo en el colegio con maricones. Todos hemos salido del armario con los años salvo dos. De uno de ellos me dijeron que se había echado “un amiguito” vasco. El otro se afilió al PP y se echó una novia rusa. Casualmente, es con el único con el que me comí la polla en una ocasión.

      • Vaya, eso me suena… Resulta que de mis amigos de toda la vida, dos han salido también. Y de los amigos que me he hecho de mayor, resulta que casi todos también, y eso que primero fuimos amigos y luego ya nos contamos nuestras cosas. ¿Afinidades ocultas? Yo qué sé.

    • axo:

      A ver…este es un tema bastante delicado a mi parecer…
      Pienso que ni todos los buenos son tan buenos ni los malos tan malos…o es q vosotros solo recibiais isultos/palizas y no dabais tb????
      Yo no se si tuve suerte con mis amigos de la infancia, que aun conservo a todos, en mayor o menos medida…pero resulsta que desde pequeños hicimos tal piña en clase que eramos la pandilla de los empollones y nos ponian alias como “Los Basculines” (x reunirnos en una antigua bascula de pesasr tractores detras de mi casa) ó tb los “Los Mochuelos”, por pertenecer a la asociacion juvenil ambiental llamada “Los Halcones”…en fin…Pienso que la suerte que tuve fue que en mi pandilla habia dos hijas de profesoras del colegio, pero no no cualquier maestra de escuela, sino de las que tienen fama en el pueblo y son influyentes en la sociedad…una poseia la “mala” fama de pegar a los niños con un anillo y la otra ex-monja…así que desde luego podian insultar a la pandilla de los empollones, pero siempre hasta cierto punto… xq estas niñas eran intocables y los cercanos tb…
      Fijaos hasta que punto influiamos mas los empollones en los rebeldes que recuerdo una vez tuvimos una asamblea toda la clase con nuestra tutora xq decia que habia mucha competitiva en clase a la hora de sacar buenas notas…y donde llegamos toda la clase a la conclusión que eso era bueno para todos ya que los empollones tiraban de los mas torpes&rebeldes en clase…Claro esta que a veces tal competitividad era mortal ya que habia 2 primos que se enfrentaban en cada examen, trabajo o similar a ver kien sakaba más nota desde 6º EGB y asi hasta en la universidad…uno veterinario Y otra medica todo matricula en sus respectivas licenciaturas…hasta llegar a extremos de darle ansiedad por estudiar….en fin que me divago del tema principal….
      lo que keria decir que nuestra pandilla sufriamos acoso pero tb dabamos cada uno a su manera y creo que los perjudicados en la ESO fueron los profesores, ya que los puteabamos a muerte.
      – LA DE ETICA: comiamos golosinas en clase, nos las kitaba e ibamos a su mesa a kitarselas a escondidas…le poniamos gorda en la pizarra…se dio de baja x depresion x decirle VACA en una cancion de carnaval y se echo a llorar en clase un dia cnd se incorporó xq nadie le hacia caso en clase.
      – LA ORIENTADORA. Q solo nos daba una hora o dos a la semana le poniamos en la pizarra:ORIENTATE TU!
      _ LA DE LENGUA: La que más frita teniamos…le deciamos BERENJENA y le poniamos la palabra mal escrita mil y una veces en toda la pizarra hasta tal punto que ya no se como se escribe bien: ¿Berenjena o Berengena?…Tb soliamos ponerle revistas con chicas desnudas en la silla, chinchetas…etc…
      Resumiendo no habia profesor que temiese mas a nuestra clase, excepto la de inglés q nos llevabamos muy bien each other…pero claro, tp nos decian nan porque la mitad sacabamos buenas notas y al resto con nuestra competitividad haciamos aumentar el ritmo de la clase….
      A parte de la pandilla personalmente claro q se metian conmg, pero yo tb con ellos…pa xulo mi pirulo!…recuerdo q me decian “la polvarea” o argo así xq de tal genio q me entraba cogia to lo q tenia a mi alrededor y lo lanzaba a cual batalla campal…recuerdo que cogia las mesas y tiraba de una con otra, otra y otra empujando x toa la clase hacia el agresor cnd me insultaban…tb nos dio x tirar los estuches, lapices, mochilas ya x ultimo a la papelera y luego x la ventana tb…asi q imaginate en mitad la clase decirle a tu profe, miraaa q voy a bajar a la calle q me han tirao la mochila…..pero vamos…eran juegos de niños….ni q comparar con las agresiones actuales de moda de pegar y grabar con mvl…q ostion le daba yo a esos niños pijos de mierda con sus smarthphones en clase y luego a sus putos padres x engendrar bichos de tal magnitud….ascoooo me dan!!!

      • axo:

        AAAAAAAAASSSSSSSSSSSSSSSSCCCCCCCCCCCCCCOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!

      • Pues mira, no sé si será un mantra o que, pero siempre he tenido muy claro en no hacer lo que no me gusta que hagan, así que, sí, a mí me dieron de ostias pero yo no repartí ni una ni saqué motes ni nada por el estilo.

        Y en el instituto, hasta que me encaré con un tío a final del primer curso, la cosa siguió igual… Yo me llegué a tirar un mes si salir de casa porque no tenía con quién, ya que mi mejor amigo ya me demostró de qué pasta estaba hecho…

    • Uys, con lo fácil que me resulta quitarme la ropa en público (y algunos sabéis que lo digo de modo literal) y lo que me cuesta compartir vivencias de este tipo con vosotros. Aun así, olé con vuestra valentía y yo digo una cosa: prefiero no mirar demasiado para atrás no vaya a ser que el pasado me muerda en el culo. Y eso, solo lo hace quien yo quiero.

      Bikachus

    • Krazy-le-Pew:

      Hombre axo, es muy distinto que te llamen empollón a que te llamen maricón. La familia del hijo empollón seguro que está orgullosísima de él y los profesores seguro que le sacan las castañas del fuego. Pero maricón es lo peor y joder ahora si de adulto oigo decir a alguien que prefieren tener un hijo subnormal o drogadicto que maricón o que ellos les han pedido a sus hijos solo dos cosas en la vida que es que no sean gays o de HB pues me la trae al pairo pero si de crío oyes eso continuamente ya me dirás tú. A que tú no has oído nunca decir a nadie que prefieren tener un hijo subnormal o drogadicto antes que empollón?
      En una cosa si te doy la razón. Yo sufrí acoso, pero también acosé y no veas lo que lo lamento. No intento justificarme pero era un mecanismo de defensa. Bueno no me quiero enrollar más, pero no se puede mirar al comportamiento de un niño tanto del acosado como del acosador con los ojos y razonamiento de un adulto.

    • Genaaaares:

      Uf… no estoy acostumbrado a encontrarme un ejercicio de catarsis en este blog… pero me parece mas que interesante. He tenido suerte de ser mas o menos como todo el mundo, no destacar ni para bien ni para mal. Cuando iba a EGB era de los “guays”, en un colegio con muy buen rollo de pueblo pequeño, no habia esa maldad que se ve ahora. Tuve suerte.Ademas, cuando alguien se metia conmigo le ponia un mote que rapidamente era adoptado por el grupo, nunca tuve que utilizar la fuerza. En 6º tuve una especie de crisis de madurez y ya no quise ser guay, no me sentia identificado. Me hice todavia mas amigo de lo que podria denominarse “la rara de la clase”, y no necesitabamos mucho mas. En el bachillerato al principio si hubo alguno que se metio conmigo, pero como caia bien al resto de la gente les pudo la mayoria (eso es una constante en mi vida). Hubo una chica que me hizo un par de veces la broma de “Juan de la cosa”, pero cuando la llame “extraplana” delante de toda la clase, con la consecuente carcajada general,nunca mais. Era la tipica animadora americana, lo ultimo que supe es que era la novia del guapo oficial de mi EGB (realmente, se merecen el uno al otro).
      Hubo una epoca en la que compatibilice el trabajo con el instituto y claro, se me alargo. Despues me fui de camarero a Inglaterra y me encontre a mi mismo. Mis primeros todo.
      La carrera la hice mas mayor e iba con un grupo alternativo, fue una etapa estupenda y la disfrute muchisimo, viviendo y a la vez sacando alguna notaca. Ademas le molaba a un buenorro pero era demasiado crio… uf, os he contado mi vida en un buena parrafada! A los administradores del blog os digo como Eros Ramalazzo, “Gracias por existir”. Cuantos buenos momentos

    • Alexis:

      Madre mía q dramón todo!! Yo sería incapaz de acordarme de un nombre o de una cara. Bueno, sí me acuerdo del nombre de alguien q hizo q yo pasara desapercibido, se las llevaba todas el animalico: por gordo, por feo, por maricón, etc etc etc . Además el pobrecillo parecía q había nacido para sufrir y jamás opuso la menor resistencia, mira q le dije veces q al menos saliera corriendo pero debía tener su autoestima tan jodida q ya ni lo intentaba.
      De quien sí me acuerdo perfectamente es de mi abuela y su genial mantra q nos grababa a fuego “Tú con la cabeza alta a todas partes, no le debes nada a nadie”. Su indignación cada vez q alguien llamaba maricón a Miguel Bosé y tantas otras cosas: como mi madre q no dejaba contar chistes de mariquitas en casa, mi tía explicándole a su hijo q no me podía llamar eso jamás en la vida…cosas q fueron creándome un escudo de seguridad q pocos se atrevieron a atacar. Cuando leo lo q han sufrido otros ya no solo en el cole sino en su propia familia, se me encoge el corazón y solo puedo admirarles por haber llegado a la vida adulta sin ser unos asesinos en serie (Yo lo soy un poquito aunq no ejerzo…)

    • pixie:

      Solo se me ocurre empezar diciendo un típico refran: “Dios los cría y ello solos se juntan”, que quiero decir con esto, pues que yo también he sufrido el acoso y la burla como casi todos vosotros. Mi acosador se llamaba Jesús, el gorila de la clase que conseguía que todos los niños se pusieran detrás del él y secundaran su burlas y sus chanzas. Qué identificado me siento con Vd. Sr. El Escriba, cuanto me recuerda su historia a la mía, los cursos de 6º-7º y 8º de EGB fueron una autentica tortura, como agradecí perder de vista a aquel energúmeno cuando empecé BUP en Murcia y el se quedó en el pueblo haciendo FP.
      Aquel trauma me ha perseguido mucho tiempo y sin duda ha influido en mi tardía, muy tardía salida del armario, incluso creo que afectó a mi mejor amigo de entonces del que todos pensamos que es homosexual y aun no se ha atrevido a salir del armario.
      Por supuesto que hay que superar los traumas y seguir adelante, pero no hay que olvidar, no se puede olvidar porque aun hay muchos acosadores, en los colegios, en los institutos, pero también en la vida adulta en los centros de trabajo, en los juzgados, en todos los ámbitos y no podemos olvidar ni tolerar que nos machaquen.

    • Cova:

      Yo también tengo “anécdotas” dignas de la secuela de Precious, o de Welcome to the dollhouse, o casi de Carrie, momentos wtferos y better buried alive, pero me sé imperfecto, y también he hecho el mal, a veces solamente me da por creer en el karma para lo malo que me puede venir, en plan, esto te pasa por aquéllo, esto te lo mereces por estotro, etc, claro, que es lo que tiene no leerse los libros de Louise Hey (o como se escriba) y tender al autosabotaje mayormente.

      He visto compañeros con cara de podríos de tanto esnifar involuntariamente pegamentos por el precario escalafón más bajo del sector del calzado, compañeros que dejaban el insti, hartos de bullyear a los 14 o 15 mientras los demás madurábamos (ehem) y nos sacábamos nuestros más o menos estudios, mientras crecíamos, descubríamos otros mundos, otras sociedades, otros caminos más luminosos, ellos venga audi, venga coca, venga kko, y ahora en la indigencia palpable.

      Pero también me ha sucedido al revés, me han visto personas que no me tragaban justo cuando venía de mandar mi vida a la mierda, ex jefes cuando más podía arrepentirme de plantarles la baja voluntaria en la cara meses atrás, y demás tristezas del estilo.

      Me encanta juzgar, me chifla prejuzgar, me puedo hasta poner cachondo emitiendo juicios de valor, pero sé (y muy bien “apegado” al oído que lo tengo) que no soy yo el encargado de hacerlo. Me abruma al mismo grado pero inversamente proporcional la capacidad de saberse pecador de pensamiento (ya no obra, palabra u omisión), con la capacidad cada día mayor de dar segundas oportunidades, del oír, ver y callar, de acuchillar la parte del ego que defiende el superyo, porque inevitablemente no trae nada bueno.

      Por propia experiencia, y porque se huele en el aire, la maldad siempre se vuelve, y el daño cometido siempre vuelve a atormentarte cuando más débil te puedes encontrar, porque hay cosas que por muy perdonadas, o aparentemente olvidadas, vuelven ya que no terminan de obtener el verdadero perdón, el de uno mismo.

      La vida sigue y los humanos con ella, viendo barbas de vecinos cortar y viendo palos aguantando velas, pero Aída Nizar no fue concreta ante su máxima: Dios da a cada uno lo que se merece. Yo la completaría así: Dios quita a cada uno lo que se merece + el 3% TAE.

      En definitiva, hay que ser bueno, hay que hasta pasarse de bueno, hay que perdonar y olvidar a ciegas, que todos necesitamos dormir por las noches.

      ¡Estoy catártica!

    • Joder!! Increíble documento el de Richard Blanco pero sobre todo el de todos ustedes. Yo también sufrí acoso e incluso el idiota de Javier Roldán con su amigo Quintillán me pegaron una vez en el baño del colegio. Luego más tarde los pillaron a ellos masturbandose juntos, jajaja…Pero esto es solo una anécdota en mi vida que no creo que me afecte a estas alturas, aunque cuando he empezado a leer todas sus vivencias me ha venido super fresca a la mente. Al margen de esto siempre me llamaron mariquita pero no era para menos porque yo no me cortaba con mis dos amigos del alma de jugar a la goma en el recreo. De estos dos amigos uno era testigo de Jehová y cuando ibamos a su casa a merendar su madre nos decía cosas raras jajaja, este yo creo que aunque hace mucho que le perdí de vista, a pesar de haber coincidido más tarde en el instituto, no habrá salido del armario. Al otro le perdí de vista en el colegio porque se cambio de barrio pero hace unos tres o cuatro años me lo encontre y a pesar de estar calvos los dos y haber pasado más de treinta años nos reconocimos y me dijo que nunca se le olvidaría mi boca y mis ojos. Fue super bonito y ahora de vez en cuando nos encontramos por ahí y nos damos buenos abrazos. Pero esto fue solo en el colegio, cuando cambie al instituto fuí super feliz y mi completa vida hizo enterrar esos recuerdos. Hoy vuelven como ejercicio de memoria pero sin rencor, amargura o tristeza. Gracias a todos y a usted Sr.MM por crear este foro de gente tan auténtica. Besos y ánimo y ayudar a los que viene por detras, sin toqueteos ehhh…

    • El Escriba:

      Me gustaría añadir un poco de esperanza ante este tema.

      Como profesor de instituto que soy ahora, me sorprendo con la normalidad que se lleva este tema hoy en día (al menos en donde yo trabajo). Los alumnos respetan bastante tanto a gays como a lesbianas. He tenido y tengo alumnos que son respetados o al menos les contestan con un “a mí me da igual lo que haga”. Los propios reconocen que ‘Física o Química’ ha ayudado mucho a normalizar ciertas cosas.

      Hemos sobrevivido a todo esto y, a día de hoy, intentamos ser felices. Muchos lo estamos consiguiendo.

      • Todo depende del ambiente en el que se mueva usted. En mi pueblo todavía queda muchíiiiiiiiiisimo camino por recorrer. A las lesbianas las aceptan mejor, pero a los maricones no, no sea que se les pegue algo (sigo pensando que detrás de la homofobia en muchos casos hay un armario gigante).

      • Thader:

        No he visto fisica y quimica.. pero imagino que hay alguna persona homosexual.

        Sí… una llave importante es la TELEVISION. Con eso se puede construir, deconstruir, deformar y moldear un entorno cultural y con ello, cómo nos relacionamos con nuestro entorno.

    • Chef:

      Yo tuve la suerte de saber capear los temporales, por muchas razones ya que tenía todas las papeletas. Pero la pregunta es a costa de quién. Creo que en general no me metí con nadie, al revés, era el amigo de los marginados (la gorda, el raro… en mis clases no hubo mariquitas al menos cuando críos). Pero no lo era siempre. No somos perfectos. Aun así hice cosas malas que no me atrevo a contar aquí.

      Algo que me tranquiliza mucho es que las generaciones actuales respetan mucho más y trabajan mucho más la dignidad de las personas y sus sentimientos.

      Este post es histórico.

    • Mi recuerdo es demasiado personal y doloroso, aún duele, amortiguado, pero duele.

    • Gracias por esta entrada.
      Nunca se lo he contado a mi madre. Ni a mi familia. Creo q a mi marido, pero no estoy seguro.
      ÉPOCA:
      8º de EGB. Algunos adolescentes ya tienen “cuerpo de hombre”. Yo no. Yo todo lo contrario. Entrado en carnes, sordo de un oído y marica no declarado (ni aún sabido por mí mismo…).
      LUGAR:
      Vestuario tras clase de gimnasia. Marc, Pau y Jordi, con sus “cuerpos de hombre”, me acorralan, me tiran, se desnudan de cintura para abajo y me practican una especie de bukakke sin corrida pq el timbre de clase me salva.
      CONSECUENCIA:
      No digo nada, cambia mi actitud, repito curso y se me tacha de egocéntrico.
      Ni idea de ellos, pero eso fue un último episodio de varios. A mi parecer lo considero una violación.

    • mm:

      Que fuerte…

    Deja un comentario